domingo, 25 de julio de 2010

Dilemas del progresismo bienpensante

El impresionante articulo de Horacio Cecchi hoy en Pagina/12 tiene la misma virtud que este post de Lucas Carrasco. No nos resuelven ninguna duda. Nos interrogan sobre nuestras certezas.
Solo la pereza intelectual pudo hacer creer en algún momento que la baja en la edad de imputabilidad de los menores no era progresista. El ejercicio mental mas pequeño indicaba que no habiendo Ley Penal Juvenil (algo dijimos sobre eso) los jóvenes de entre 14 y 16 años (y no únicamente los pobres, pero sobre todo los pobres) quedaban en manos de la policía sin ningún amparo legal.
Propiciar la baja de la imputabilidad los hubiera metido de lleno en las garantías constitucionales y en el sistema de derechos. Sin embargo, oponerse a esa propuesta era "progre" en ese momento.
Como con la minería o el vial costero en Vicente Lopez oponerse al progreso, al desarrollo, al avance hacia  formas mas complejas de cultura humana es ahora, increiblemente, de izquierda.
El pobre Marx que pugnaba por un comunismo que rebasara al capitalismo y no que lo retrotrayera a la caverna, la caza y la pesca, resucita y se muere de nuevo si ve este panorama.
Un amplio porcentaje de lo que llamamos "inseguridad" se resume en que un conchudo le pega cuatro corchazos a un tipo. Punto. Sin los cadáveres el robo seria un problema para las aseguradoras y el delito de guante blanco bien sabemos que no conmueve a una sociedad que casi lo equipara a una "viveza".
Por eso es urgente y necesario sacar de los cajones del Congreso nacional los proyectos de Ley Penal Juvenil... o bajar la edad de imputabilidad.
Ahí tiene la oposición buenos proyectos, ya discutidos y no improvisados como el verso del 82% para los jubilados, tiene también un tema que mide mucho en los medios, de indudable rédito electoral y además cuenta con las mayorías necesarias en las cámaras legislativas para impulsar la discusión de la norma.
La elección de prioridades también es política.

15 comentarios:

Victor dijo...

Mire "licenciado" que buena manera de mezclar todo, hacer una ensalada indigerible, por no querer decir abiertamente que le repugna la izquierda...

Asi tan en general, diciendo que los que se oponen a la baja son los que se oponen al progreso? que progreso? usted sigue pensando con categorias de hace 60 años, el derrame de la BP, las mineras, la soja, tendrian que haberle sacudido sus categorias "modernistas" sobre el progreso... que justamente, ese progreso es el que YA ESTA LLEVANDO mMILLONES A VIVIR EN LAS CAVERNAS, nada mas que sin caza ni pesca posible, por destruccion del habitat... Que modorra intelectual se cargan algunos "realmente progresistas".

Lic. Baleno dijo...

Creo que fui claro: SE OPONEN A QUE LOS CHICOS DE ENTRE 14 Y 16 AÑOS SEAN AMPARADOS. Que esos chicos, hoy desamparados legalmente, puedan ser amparados por una ley seria un progreso. La baja en la edad de imputabilidad (si no se quiere seguir el engorroso tramite de discutir en dos camaras una Ley Penal Juvenil) tendria el efecto automatico e inmediato de darles garantias.

Diego E. dijo...

En este tema, sin pensarlo, precisamente, diria que no.

Sin embargo, Zaffaroni (alguien que en el fondo piensa que ni siquiera debiera haber cárceles), está a favor. Pero de una forma algo más seria que la que propone un periodista devenido en analista jurídico.

El periodismo en general tomó la propuesta de Zaffaroni tratando de simplificarla hasta el absurdo. Así, Zaffaroni se opone a bajar la edad de imputabilidad, pero insiste en bajar la edad de imputabilidad. Pero se niega a bajarla por inconstitucional, pero sugiere fijarla en 14 años.

En realidad, lo que Zaffaroni propone -y suena lógico- es crear un régimen penal para menores, que es muy distinto que someter a los menores a la justicia penal para adultos (eso sería bajar la edad de imputabilidad).

Esto permitiría, siempre según Zaffaroni, sustraer a esos chicos de un sistema discrecional, que deja librado al buen criterio del juez qué hacer con un menor que delinque. Así, el menor se pasea por institutos que no son más que reformatorios, en los que, en el mejor de los casos, espera hasta los 18 para poder delinquir comme il faut.

MC dijo...

Defender la baja de la edad de imputabilidad so pretexto de así garantizar los derechos de los "jóvenes pobres" es un falacia inadmisible. Todavía no comprendo a los que en pos de denunciar a la inaceptable izquierda progre gorila pretenden que la solución de estos problemas pasa por la baja de la edad para "así darles garantías" a los jóvenes pobres criminalizados. Una de dos o es desconocimiento irresponsable o es fascismo responsable, no creo que usar la crítica a la izquierda para polarizar y ponerse a la derecha sirva para nada. Por otra parte ninguna ley que prefeccione la criminalización de los menores especialmente pobres va a resolver nada. El problema salta a la vista y es la sucia connivencia entre la agencia policial y la familia judicial tal como lo demuestra el caso Bulacio que aún no tiene condena ni la tendrá. Por ahora ningún político tuvo las pelotas para ponerle el cascabel a ese gato.

Mariano T. dijo...

Una vez que un menor se transforma en asesino, se cae el argumento que la cárcel (para menores o para adultos) lo empeora. Nada puede empeorar a un asesino.

desvinchado dijo...

No rompamos mas las bolas. Arma un area de investigacion nacional contra las mafias (o lo que se te cante) y en 6 meses limpias las calles de armas. Los canas son vagos, si les cortas la fiesta de chumbos que se estan haciendo, vuelven a la coima y la pizza gratarola. Corta el negocio, que se busquen algo mas sano. No hace falta hacerla de lujo, calladitos y al punto

Lic. Baleno dijo...

Si la cosa sigue como esta los menores continuaran siendo "soldados" del delito. Si esperamos algun politico con pelotas muy grandes (la famosa "politica testicular" donde todo se resuelve teniendo huevos, curioso viniendo de un antifascista que no oculta su machismo) se nos va la vida. Mientras tanto podemos hacer algo. O una ley penal juvenil o bajar la edad de imputabilidad. Seria menos fascista que Costa Rica, Venezuela, Francia, Irlanda, Holanda e Italia que lo han hecho sin que sus sociedades se desmoronaran.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Ta bien pero mucha mezcla de pintura con velocidad, ja.
Por ejemplo. En Provincia existe un régimen penal juvenil
http://www.agenciacta.org.ar/article8594.html
pero se necesita pilas para aplicarla ¿las hay?
Saludos

Andrés dijo...

Buenas Licenciado,

Comparto la idea de qu elos menores entre 14 y 16 deber tener una normativa que regule su situación penal (que no se los controle solamente con las armas policiales), pero creo que te equivocás al igualarla con una mera baja de la imputabilidad.

Leí unas noticias sobre el tema donde se hace hincapié en el peligro que significa para esos menores ser considerados como adultos delincuentes.

Si una ley equiparara conceptualmente estas categorías, por más que exista un régimen penal juvenil separado del adulto, si los recursos siguen siendo escasos los menores terminarán encerrados con los adultos (en comisarías o cárceles, sea porque no hay más remedio o porque el juez puede equiparar), y de ahí a violaciones sistemáticas y reducción a la servidumbre hay un pasito.

Saludos,

Andrés

Lic. Baleno dijo...

Los regimenes provinciales chocan contra los pactos internacionales (y su maldito rango constitucional, ya hablamos de eso)porque el Estado Nacaional (y no de ahora) ha expresamente renunciado a la persecución de menores, y por ello no pueden ser pasibles de un proceso como autores de hecho criminoso alguno. Esa via esta obturada salvo reforma constitucional o Ley Nacional (que va a sufrir un examen tortuoso para pasar las pruebas de constitucionalidad de paso)
Otra vez. Holanda y Venezuela y Costa Rica y Belgica no tienen imputabilidad a partir de los 12 porque sean garcas sino porque tienen que hacer "algo" que no sea "nada". Hoy Argentina no hace nada. Es mas hoy ni siquiera puede tener una politica que no sea las consabidad educacion y trabajo que dicho sea de paso solo sirve para hacer de cada pobre un sospechoso cuando sobran las pruebas de que la pobreza NO aumenta los niveles de delincuencia. Remitanse a comprar los indices de pobreza de 2001 y 2002 a ver si aumento el delito.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

También ocurre que los que tienen que aplicar el régimen de protección de los niños, niñas y adolescentes (no sólo en lo que hace a quienes tienen conflicto con la ley penal, sino también diversos problemas de violación de sus derechos) en parte es la Provincia y los intendentes y no lo hacen.
Convengamos que la conducción de la Provincia y buena parte de los municipios no están gobernados por "progres bienpensantes".
A la vez son también los que tienen responsabilidad política sobre la Bonaerense, que emplea a esos pibes como mano de obra para el delito.
¿Y dónde hay un "progre" en toda esa cadena alimenticia? ¿Cuántos votos en Diputados y el Senado manejan los "progres"?
Me parece que todos sectores políticos vienen mal parados con estos temas.
Saludos

Lic. Baleno dijo...

Me parece un poco forzado el analisis para caerle a los temibles Baroooooones del Conurbano.
Me dijeron que en Moron hay un gobierno progre. Yo no se. Yo no lo (des)calificaria asi pero seria prueba suficiente de la escasa influencia (y ninguna organica) de los intendentes sobre la policia y los tribunales. Seamos buenos entre nosotros.

guille dijo...

Baleno,lo vamos a charlar en privado?
porque en manos de algun simio esta navaja corta feo.
Saludos.

Lic. Baleno dijo...

Hay un ambito?

guille dijo...

Como no, un cumpa siempre lo merece.
Lo arreglamos por mail, que nadie se ofenda.
Abrazo.