viernes, 15 de marzo de 2019

Ahora si nos roban

Ahora si que nos están robando. Vienen por el canuto "falso" "mentiroso" que se acumulo en la década ganada.
Las tarifas, con los niveles de locura que tienen, no necesitan ningún subsidio. Las empresas ganan muy por encima de lo que seria una rentabilidad excelente.
Nos están robando.
Nunca, nunca, en la historia argentina un restaurant, una panadería, o un kiosco tuvo que cerrar por culpa de las tarifas. Hubo cierres por todas las causas, menos por ese.
Aranguren hizo un calculo prolijo de cuanto tenían que afanar y rápido.

martes, 5 de marzo de 2019

Un ciclo conocido

Se ajusta la economia, se recauda menos, se vuelve a ajustar.
Los argentinos de mi edad (unos 122 años) lo saben de memoria (los que no la perdieron al menos), hemos estado en ese loop desde 1955 a 1973 y desde 1976 hasta 2001, por lo menos.
Leemos: "Afip lleva recaudados $11.500 millones menos que lo esperado en 2019. Los ingresos se ubicarían este año $78.218 millones por debajo de lo previsto en el Presupuesto".
Nos despertó la noticia que la canasta básica porteña (morfi y articulos de limpieza e higiene) subió 4,66% en febrero, y marzo llega con más aumentos. Habrá incrementos en luz, transporte y celulares.
En enero la comercialización de notebooks, PC de escritorio y tablets se redujo un 46%; los televisores planos, 41%; pequeños electrodomésticos (licuadoras, microondas), 25%; grandes electrodomésticos (heladeras, lavarropas, cocinas), 26%; y aires acondicionados, calefactores a gas, eléctricos y placas, un 15 por ciento.
Los alimentos y productos estacionales de verano tuvieron una caída en el consumo de hasta el 29%, con los helados a la cabeza, seguidos por las aguas saborizadas y bronceadores.
De acuerdo con un relevamiento de la consultora Focus Market, a través de Scanntech (lector de puntos de venta), se determinó que el "top 5" de los productos que más cayeron en su consumo en la temporada se encuentran: helados, 29,3%; aguas saborizadas sin gas, 28%; bronceadores, 25,9%; gaseosas, 19,2% y cremas corporales, 17,6 por ciento.

jueves, 28 de febrero de 2019

Una imagen del pasado

Verano de 2017. Un supermercado en la Rua Visconde de Pirajá del barrio de Ipanema en Rio de Janeiro, exhibe peras y manzanas argentinas. Una imagen que ya es pasado.
El ajuste tiene consecuencias.

lunes, 25 de febrero de 2019

Escombro de cretinos

A pesar de ser uno de los gobiernos que mas aumentó los impuestos en la historia (casi duplicó a los que pagan ganancias, quitó la devolución del IVA, le puso retenciones a cualquier exportación subsidiando indirectamente a la industria brasilera, alemana o croata, LE PUSO RETENCIONES A CUALQUIER EXPORTACION REPITO Y NADIE HIZO EL MENOR ESCANDALO) la recaudación es cada vez mas baja porque nada se mueve.
El compañero Moreno tiene el adjetivo fácil a veces pero el año pasado dijo una gran verdad "discutir el presupuesto como un tema central es un error porque se basa en presupuestos de recaudación  totalmente inalcanzables".
La caída del comercio exterior hace impagable la deuda del país más endeudado del mundo en relación a sus exportaciones.
Las famosas LELIQ son ya una bola de nieve que supera a las viejas y queridas LEBACS que (al menos) tenían la virtud de cuidarle los ahorros a la clase media.
Creciendo al 65% anual mientras los Plazos fijos (único refugio junto el viejo verde dolar que quedó) crecen al 80% incuban "algo" que como en "The Thing" no lo podemos ver pero su presencia se siente e inspira terror.


miércoles, 20 de febrero de 2019

El carancho que se volvió cisne

Ricardo Lorenzeti paso de carancho a "cisne negro" en un instante. Parado sobre su bloque "Resentimiento" que formó en la corte suprema después de su desplazamiento por el lilito Rosenkratz se ha encargado de sacarle fallos contrarios al gobierno en todos los tiros.
La corte suprema aceleró ayer el reclamo de San Luis contra el Estado nacional y fijó en $15.000 millones el monto que el Gobierno deberá pagarle al distrito gestionado por el peronista Alberto Rodríguez Saá.
La decisión le asestó un golpe al Gobierno de Mauricio Macri, ya que el desembolso pondría en aprietos el plan para cumplir los acuerdos de déficit cero negociados con el FMI.
Más si, como se presume, el máximo tribunal también falla a favor de Santa Fe en un caso idéntico, aunque por saldos hasta podrían cuatriplicarse.
Los jueces supremos volvieron a complicar así a la gestión de Cambiemos.

lunes, 18 de febrero de 2019

Lo que viene

A economista Regina Camargos afirma que "as propostas de reforma da Previdência que têm sido divulgadas, se forem aprovadas, vão dificultar, e muito, o acesso do trabalhador à aposentadoria (jubilación).
Além disso, reduziriam drasticamente os valores dos benefícios atualmente pagos. As justificativas para a reforma se baseiam em alguns argumentos insistentemente veiculados por jornais, rádios e TVs"

jueves, 14 de febrero de 2019

Haitizuela

Mientras acá vienen venezolanos bien comidos y educados (por el chavismo, claro) en otros lugares pasan cosas.

"La situación de los haitianos siempre ha sido muy precaria, pero se agravó en los últimos meses en un contexto económico difícil, con una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, una elevada inflación, a lo que se ha añadido una crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina."
Bueno, acá nafta todavía hay. Cara, pero hay.

martes, 12 de febrero de 2019

Los cachetazos de la razón que la emoción no comprende

Este jueves el Indec publicará el IPC de enero que, de acuerdo a las estimaciones privadas, se mantendrá en torno al 2,6% de diciembre antes de la aceleración que sobrevendrá en los siguientes tres meses a causa de los tarifazos.
En ese marco, el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) difundió ayer su índice de inflación, que mide la variación de precios de la canasta de consumo de los asalariados registrados. El resultado: una suba mensual del 2,7%, que estiró la suba interanual al 48,7% y batió el récord de diciembre como el mayor pico inflacionario desde 1991.
Por las revisiones paritarias, el salario real desaceleró su caída, que igualmente marcó un elevado 11%.
Con este dato, la inflación de los trabajadores acumula diez meses consecutivos por encima del 2%.
Si bien en enero la inflación fue pareja para los asalariados de los distintos niveles de ingresos, la medición interanual volvió a mostrar que los segmentos más bajos fueron los que más sufrieron la suba de precios.
El decil 1 (el 10% de los trabajadores con sueldos más bajos) tuvo una suba de precios del 50,5%, es decir, 3,2 puntos más alta que la del decil 10 (el 10% con salarios más altos), que fue del 47,3%. La brecha se amplía a 37,7 puntos al comparar la inflación acumulada desde noviembre de 2015: la canasta de consumo del decil 1 se triplicó (197,6%) y la del decil 10 subió 159,9%.
"Durante 2015 la inflación entre los asalariados más pobres y más pudientes era relativamente pareja. En contraste, desde 2016 la inflación de los asalariados más humildes fue sistemáticamente más elevada que la de los deciles altos. La principal razón de ello fueron los tarifazos de servicios públicos, que afectaron mucho más a los hogares menos pudientes, que destinan un mayor porcentaje de su gasto a transporte público, electricidad, gas y agua", explicó el informe del IET, el instituto que impulsan la UMET y un conjunto de sindicatos de la CGT y las CTA.
Como las tarifas serán los principales motores de la suba de precios en la primera mitad del año, es de esperar que la brecha siga estirándose.

viernes, 8 de febrero de 2019

Cosas claras

Mucho se hablo hace una semana de la jueza Patricia Guichandut como liberadora de delincuentes extranjeros reincidentes presos.
La verdad es que la jaeza aprobó un acuerdo al que habían llegado el fiscal y la defensa del acusado de hurto el ciudadano colombiano Jair Jurado Mora.
Macri y Larreta salieron a defenestrar a la jueza (que es mas pro que ellos) para congraciarse con su zoológico electoral pero la verdad es que Migraciones nunca informo que el ladrón tuviera antecedentes en su país, de hecho, lo negó.
Policía de la Ciudad tampoco encontró antecedentes.
En ese marco la jueza a un hombre sin antecedentes debe liberarlo en un periodo de prueba hasta que se haga un juicio.
Al acuerdo llegaron la defensa del acusado y el secretario del fiscal (curiosamente nieto de Raul Alfonsin y "un tipo derecho" según nuestras fuentes") porque el fiscal no estaba, y la jueza no tuvo objeciones de acuerdo lo que ella sabia, ningún antecedente y un hurto simple.
De la utilización mediática del caso ya saben todos.

lunes, 4 de febrero de 2019

Galimatias de un choreo

Un galimatías es un término usado para describir un lenguaje complicado y casi sin sentido, embrollado.
Una lengua oscura por la impropiedad de la frase o por la confusión de las ideas.
Se usa cuando alguien trata de expresarse de una forma complicada.
El choreo es el hurto o robo en nuestro lunfardo.
El aumento en la electricidad llegaría al 44% en marzo.
La información surge de las resoluciones del ENRE publicadas el viernes en las que se establecen los cuadros tarifarios de febrero y marzo, faltando todavía nuevos aumentos en mayo y agosto, con lo que el alza total hasta esa fecha superaría el 55% ya anunciado para Edenor y Edesur.
La magnitud de los aumentos se explica en febrero por el alza en el precio mayorista de la energía y de la potencia que perciben las generadoras, y por la suba en el gravamen destinado al Fondo Nacional Eléctrico, pero también por “ajustes ex post” que el organismo regulador reconoce para el semestre mayo-octubre a las dos distribuidoras.
Esos ajustes implican reconocer mayores costos provocados por la devaluación y la inflación de ese semestre en generación y transporte, más los intereses correspondientes. En las normas, el organismo regulador que conduce Andrés Chambouleyron indicó que “mediante la resolución 185 de 1994, el ENRE incorporó el ajuste ex post de los precios transferidos a tarifas, con el objeto de garantizar la neutralidad del costo de compra en el Mercado Mayorista Eléctrico (MEM)”. Añadió “que este costo incluye no sólo los precios de energía, potencia y transporte, sino también otros costos asociados al MEM que enfrenta la distribuidora y deben ser transferidos al usuario”.
Expresó también que “a los efectos de calcular el cuadro tarifario de febrero 2019 se incorporaron los conceptos pertinentes al semestre mayo/octubre 2018, los cuales fueron ajustados con los intereses correspondientes al período transcurrido”.
 Aclaró que los conceptos considerados son los siguientes: Gastos CAMMESA; diferencia cargos de transporte sobre lo trasladado en tarifa; cánones por ampliaciones de transporte y cargos de transporte por la PAFTT (Prestadores Adicionales de la Función del Transporte).
Asimismo, se reconoció un adicional a los ex post correspondientes al trimestre agosto 2017/octubre 2017 aunque ya se recuperaron entre febrero y abril de 2018.
Estos ajustes que se reconocen son similares en concepto a los que se iban a trasladar a los usuarios en las tarifas de gas para reconocer el impacto de la devaluación sobre el producto consumido en el invierno.
Esto debió haberse aplicado en febrero y al postergarse un mes, “el resultado del diferimiento se reconoce en términos reales”.
Según se estableció en los contratos firmados en 2017, los ingresos de las distribuidoras se deben ajustar semestralmente por una fórmula que contempla precios mayoristas, minoristas y salarios.
En las resoluciones del ENRE, se estableció ahora que “el incremento del costo propio de distribución aprobado al 1° de febrero de 2017 es del 78,05%, a partir del 1°de febrero de 2019”, a lo que se restó el factor E porque se supone mayor eficiencia en la prestación, y quedó en 71,7%.
También se actualizó el valor de las 36 cuotas que restan para terminar de compensar a Edenor y Edesur por haber percibido en dos partes la mejora de ingresos prevista en los contratos de 2017. Y además se corrigió por inflación el 50% del ajuste que debió aplicarse en agosto de 2018 y se postergó para aplicarlo a partir de febrero de este año en seis cuotas. Esto significa que todos los diferimientos que pudieron sufrir las dos distribuidoras se ajustan por inflación y se aplican desde el 1 de marzo, y hasta se incluye una anticipación de la inflación futura para lo que se incorporan las expectativas para febrero, marzo y abril del relevamiento que hace el Banco Central por el tiempo que tardarán las empresas en percibir el pago de parte de los usuarios.

jueves, 31 de enero de 2019

Ahora que no quieren el petroleo

Ahora que nos quieren hacer creer que el petroleo de Venezuela es en realidad caro y difícil de procesar es bueno recordar esta historia acerca de como se tergiversan los hechos, se esconden los números, se conquista mentalmente con información parcial, sesgada, falsa y luego se transforma en historia oficial contra intuitiva.
Siempre es bueno recordar ese dicho norteamericano "si tiene pico de pato, plumas de pato, patas de pato y hace cuac!...debe ser un pato"

Jason Hickelby para Al Jazeera
"En Gran Bretaña se suele contar la historia de que, por muy horrible que haya sido, la colonización de India no reportó ningún beneficio importante a Gran Bretaña. 
En todo caso, la administración de India supuso un coste para Gran Bretaña, de modo que el hecho de que el Imperio británico se mantuviera durante tanto tiempo, continúa esa historia, fue un gesto de la benevolencia británica.
Una nueva investigación de la prestigiosa economista Utsa Patnaik recién publicada por Columbia University Press atesta un duro golpe a este relato.
Basándose en casi dos siglos de minuciosos datos sobre los impuestos y el comercio Patnaik Utsa Patnaik calculó que Gran Bretaña había sacado a India un total de casi 45 billones de dólares durante el periodo comprendido entre 1765 y 1938.
Se trata de una cantidad colosal. Comparativamente 45 billones de dólares es 17 veces más que el actual producto interno bruto anual total de Gran Bretaña. 
¿Cómo ocurrió?
Sucedió por medio del sistema de comercio. Antes del periodo colonial Gran Bretaña compraba a los productores indios productos como textiles y arroz, y los pagaba de la forma normal, generalmente con plata, como hacía con cualquier otro país. Pero algo cambió en 1765, poco tiempo después de que la Compañía de las Indias Orientales se hiciera con el control del continente y estableciera un monopolio sobre el comercio indio. Funcionaba de la siguiente manera: la Compañía de las Indias Orientales empezó a recaudar impuestos en India y luego utilizó inteligentemente una parte de estos ingresos (aproximadamente una tercera parte) para financiar la compra de artículos indios para uso británico. En otras palabras, en vez de pagar los artículos indios de su bolsillo, los comerciantes británicos los adquirían gratis “comprándoselos” a las y los campesinos y tejedores con el dinero que les acababan de quitar.
Fue una estafa, un robo a gran escala. Sin embargo, la mayoría de las personas indias no se dieron cuenta de lo que ocurría porque el agente que recaudaba sus impuestos no era la misma persona que aparecía para comprar sus productos. Si hubiera sido la misma persona seguramente se habrían olido que había gato encerrado.
Algunos de los productos robados se consumieron en Gran Bretaña y el resto se reexportó a otros lugares. Este sistema de reexportación permitió a Gran Bretaña financiar un flujo de importaciones de Europa en el que se incluían materiales estratégicos como hierro, alquitrán y madera, que fueron fundamentales para la industrialización de Gran Bretaña.
En efecto, la Revolución Industrial dependió en gran parte de este robo sistemático a India.
Por si fuera poco, los británicos pudieron vender los productos robados a otros países por mucho más de lo que los habían “comprado” y embolsarse no solo el 100 % del valor original de los productos sino también el margen de beneficio.
Después de que iniciara el control británico del India en 1858 los colonizadores añadieron un nuevo giro especial al sistema de impuestos y compras.
Como se había roto el monopolio de la Compañía de las Indias Orientales, se permitió a los productores indios exportar sus productos directamente a otros países, aunque Gran Bretaña se aseguró de que aun así el pago de aquellos productos acabara en Londres. ¿Cómo se hacía?
Básicamente cualquier persona que quisiera comprar productos a India lo tenía que hacer utilizando unos Billetes del Consejo especiales, un papel moneda único que solo emitía la Corona Británica. Y la única manera de conseguir esos billetes era comprarlos a Londres con oro y plata. De modo que los comerciantes pagaba a Londres en oro para conseguir los billetes y después utilizaban los billetes para pagar a los productores indios. Cuando los indios cobraban los billetes en la oficina colonial local se les “pagaba” en rupias que provenía de las recaudaciones de impuestos, el dinero que se les acababa de recaudar. Así que, una vez más, de hecho no se les pagaba en absoluto, sino que se les estafaba. Mientras tanto, Londres acabó con todo el oro y plata que debería haber ido directamente a los indios a cambio de sus exportaciones.
Este corrupto sistema significaba que aunque India tenía un impresionante superávit comercial con el resto del mundo (un superávit que duró tres décadas a principios del siglo XX) en las cuentas nacionales aparecía como déficit debido a que Gran Bretaña se apropiaba de la totalidad de los verdaderos ingresos provenientes de las exportaciones de India. Algunas personas consideran que ese “déficit” ficticio es la prueba de que India fue un lastre para Gran Bretaña, pero la verdad es exactamente lo contrario. Gran Bretaña interceptó enormes cantidades de ingresos que en justicia pertenecían a los productores indios. India era la gallina de los huevos de oro. Mientras tanto, el “déficit” significaba que India no tenía más opción que pedir prestado dinero a Gran Bretaña para financiar sus importaciones. Así, toda la población india se vio obligada a contraer una deuda completamente innecesaria con sus caciques coloniales, lo que consolidó aún más el control británico.
Gran Bretaña utilizó el dinero caído del cielo proveniente de este sistema fraudulento para alimentar la maquinaria de la violencia imperial ya que financió la invasión de China en la década de 1840 y la supresión de la rebelión india en 1857. Y esto se sumaba a lo que la Corona tomó directamente de los contribuyentes indios para pagar sus guerras.
Como señala Patnaik, “el coste de todas las guerras de conquista británicas fuera de las fronteras indias se cargo en su mayor parte a los ingresos indios”.
Y eso no es todo: Gran Bretaña utilizó este flujo de tributos de India para financiar la expansión del capitalismo en Europa y en zonas de asentamiento europeo como Canadá y Australia. Así que lo extraído en las colonias facilitó no solo la industrialización de Gran Bretaña sino también de gran parte del mundo occidental. Si India hubiera podido invertir en desarrollo sus propios ingresos fiscales y sus ingresos en divisas, como hizo Japón, no se sabe hasta qué punto podría haber sido diferente su historia. India se podría haber convertido perfectamente en una potencia económica. Se podrían haber evitado siglos de pobreza y sufrimiento.
Todo esto es un antídoto aleccionador contra el halagüeño relato que promueven determinadas voces poderosas en Gran Bretaña.
El historiador conservador Niall Ferguson ha afirmado que el dominio británico ayudó a “desarrollar” India. Cuando era primer ministro David Cameron afirmó que el dominio británico supuso una clara ayuda para India.
Este relato ha logrado arraigar en el imaginario popular: según una encuestra realizada en 2014 por YouGov, un 50 % de las personas en Gran Bretaña cree que el colonialismo fue beneficioso para las colonias. Sin embargo, durante los casi 200 años de dominio británico en India casi no aumentó el ingreso per capita.
De hecho, durante la segunda mitad del siglo XIX, la época de apogeo de la intervención británica, los ingresos de India se desplomaron a la mitad. La esperanza de vida media descendió una quinta parte desde 1870 hasta 1920. Decenas de millones de personas murieron sin necesidad de una hambruna inducida por la política. Gran Bretaña no desarrolló India, todo lo contrario: como deja claro el trabajo de Patnaik, India desarrolló a Gran Bretaña."

jueves, 24 de enero de 2019

Guatemala guatepeor

Se habla mucho de Venezuela y muy poco de Guatemala.
En las ultimas horas el gobierno de Guatemala metió presos a dos sindicalistas y de paso, a sus abogados.
Los secuestrados son el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud de Guatemala, Luis Alpirez, y a la ex Secretaria de ese mismo sindicato Regina Ruano junto con sus abogados.
Curiosamente (o no) poco se habla de Guatemala, gobernada por Jimmy Morales (un Miguel Del Sel guatemalteco) que llego al poder oh casualidad desde "fuera de la politica" (como le gusta decir a los que hacen políticas de lobby) denunciando la corrupción del gobierno anterior, el llamado "caso de la linea" un calco de lo que se ha instrumentado por toda latinoamerica, se denuncia corrupción, se esmerila a un gobierno, se lo ayuda desde los medios y desde el exterior y llega un chichipio de presidente.
Nada que no hayamos visto.

lunes, 21 de enero de 2019

Un desequilibrio que cumple dos décadas

Hace 20 años dábamos clases no importa donde y decíamos que si juntábamos a las 96 personas mas ricas del mundo y a las 1.800 millones mas pobres (mil ochocientos millones) y les vaciábamos los bolsillos, empataban en guita.
Hoy si juntamos a las 26 personas mas ricas del planeta y a los 3.800 millones mas pobres y hacemos la misma operación... empatan.
¿Quien le roba a quien esta vez?
¿Cuanto puede durar esta situación?


viernes, 18 de enero de 2019

El veranito cambiario ya se cobro una victima

Dice el Informe CEPA: "La economía argentina inicia 2019 con la economía real en franca caída y un mercado cambiario estabilizado.
Ambos fenómenos no están desvinculados, ya que la crisis de la actividad real es consecuencia de las medidas acordadas por el gobierno con el FMI, para estabilizar el frente externo. Una brusca devaluación con elevadas tasas de interés en el marco de un plan de ajuste fiscal.
 Aun así, la estabilidad cambiaria continúa siendo precaria.
En primer lugar, porque el horizonte de vencimientos de deuda post 2019 continúa siendo insustentable. 
En segundo lugar, porque las elevadas tasas generan un incremento exponencial de los stocks en pesos potencialmente dolarizables. En ese sentido, el incremento de los plazos fijos en pesos tiende a generar un efecto similar al que, meses atrás, tenían las LEBACs aun cuando la distribución de sus vencimientos tiene una dinámica menos vertiginosa.
Un elemento a tener en cuenta en un año electoral, donde suelen presentarse una precautoria dolarización de los ahorros.
 La palabra final en términos de estabilidad cambiaria, la tendrán las metas que el FMI imponga en materia de reservas después de marzo de 2019.
Si son relajadas, el oficialismo podrá llegar a las elecciones con un dólar calmo.
Si en cambio, impone metas de reservas exigentes, forzará expectativas de devaluación que reforzarán la compra de dólares propia del año electoral.
En ese caso, las elevadas tasas (y el diferencial vía LELIQ que se apropian los bancos) pueden ser insuficientes para contener la corrida cambiaria.
Mientras tanto, la estabilidad cambiaria ya se cobró un muerto: la actividad productiva.

martes, 15 de enero de 2019

Un nuevo caso Sokal o las ciencias sociales en la era de la boludez


Una gigantesca broma. El funcionamiento de las revistas académicas es el siguiente: los investigadores mandan su trabajo, fruto de una investigación; si el editor lo considera interesante, lo envía a una serie de críticos que llevan a cabo una lectura a fondo; estos revisan los argumentos y las fuentes de la investigación y proponen a los autores cambios y mejoras.
Es un proceso que se prolonga durante meses, cuya finalidad es mantener un estándar de excelencia en la publicación.
Boghossian, Lindsay y Pluckrose pasaron todas estas pruebas con auténticas atrocidades.En 'Reacciones humanas a la cultura de la violación y la performatividad queer en parques urbanos para perros en Portland, Oregon', supuestamente investigaron a centenares de perros que cojian en los parques de Portland, interrogaron a sus dueños sobre su sexualidad y, tras una andanada de jerga académica y falsas estadísticas, concluyeron que si el feminismo quiere destruir la cultura de la violación, lo mejor es educar a los hombres como si fueran mascotas.
La dirección de la revista no sólo publicó las conclusiones, sino que dijo que deberían extender una beca a los autores y concederles algún tipo de premio.
Les reprocharon, eso sí, que quizás habían violentado un poco a las mascotas al examinar sus genitales.
Otro artículo que pasó todos los filtros fue 'Entrando por la puerta de atrás: desafiando la homohisteria, transhisteria y transfobia del hombre heterosexual con juguetes sexuales', donde recomendaban que los hombres blancos heterosexuales se autopenetrasen con dildos para volverse “menos transfóbicos, más feministas, y más conscientes de los horrores de la cultura de la violación”.
En '¿Quiénes son ellos para juzgar? Superar la antropometría a través del culturismo de grasa', defendían que la obesidad es también una forma de culturismo que debería respetarse tanto como el deporte.
Fue publicado en la publicación académica más prestigiosa del planeta especializada en lo que ahora llaman “cuerpos no normativos”.
En el programa de radio de Joe Rogan, que estaba entusiasmado con el experimento, los autores explicaron entre risas que su crítica apunta contra las nociones básicas y fundacionales de la izquierda posmoderna y de los estudios en humanidades contemporáneos, según los cuales toda la sociedad occidental orbita en torno dinámicas de poder interseccionales.
Los investigadores decidieron aplicar la perspectiva de la opresión a distintas chifladuras. Sus artículos justificaban que se tratase con la máxima crueldad al hombre banco, poseedor de todos los privilegios, a fin de que termine abandonando “voluntariamente” su posición de poder. Dos artículos profundizaban en esta línea de forma delirante. En uno, los autores citaban frases del 'Mein Kampf' de Adolf Hitler sustituyendo la palabra "judío” por la palabra “hombre blanco” con resultados como este: “si no erradicamos al hombre blanco celebraremos el funeral de la humanidad”. En otro, proponían una actividad escolar para que los niños blancos fueran conscientes de sus privilegio, que consistía en encadenarlos al suelo para que las niñas y los niños de otras razas los humillaran públicamente.
Pero, como en el relato 'Nadie se va a reír' de Milan Kundera, la broma no iba a sacudir las estructuras de poder corruptas de los departamentos académicos de humanidades.
Los académicos se iban a lanzar contra ellos con absoluta agresividad para destruirlos.
Y esta es la segunda parte de esta historia.
La venganza de los estúpidos
Los tres autores se han visto desde entonces sometidos a ataques frontales, muchas veces anónimos, y se sienten desamparados porque otros colegas no se atreven a defenderlos públicamente por miedo a ser considerados fascistas.
Me lo explica James A. Lindsay con estas palabras: “Mi amigo (un académico) me explicó esto diciendo: “ellos saben que los tienes agarrados, pero todos los que están de acuerdo contigo están demasiado asustados para decirlo”.
Peter Boghossian, que es profesor de filosofía en la Universidad de Portland, ha sufrido los ataques más directos y destructivos. Un grupo de colegas de su universidad publicó de manera anónima un panfleto, que repartieron por el campus, donde aseguraban que él es amigo del gobierno de Trump y parte de la 'Alt-Right'. Boghossian asegura que jamas voto a un republicano y ademas es miembro de la Fundacion Richard Dawkins una organización que defiende el pensamiento critico y la divulgación científica desde el punto de vista del ateísmo.
Dice estar apesadumbrado: “pensé que esto sería mayormente una llamada de atención (sobre la corrupción de los departamentos) para aquellos dentro de estas disciplinas, pero no”. Todo se divide entre ataques y silencio. “Es como si (los afectados) estuvieran tratando de fingir que el escándalo nunca sucedió”.
Le pregunto si detecta en sus colegas miedo a defenderlos públicamente, si se sienten aislados en una campana de silencio, si creen que se han convertido en personas radiactivas. Responde que “sí, creo que sí, es así hasta cierto punto. Hay tanta polarización en este momento que hay un tremendo temor de ser visto como parte o en alianza con el Otro Lado. La gente está perdiendo amigos por la división política, y eso probablemente conduzca a silenciar a las personas que de otra manera hablarían. Este efecto parece ser más poderoso en la academia, lo cual que es profundamente triste y profundamente preocupante”.
Los tres profesores se muestran muy tajantes sobre el peligro que supone esta corrupción de los departamentos de las humanidades. Explican que las teorías que se gestan en estos departamentos son responsables de que los campus de humanidades anglosajones se hayan convertido en sitios aterradores para cualquier voz disidente o independiente.
Alertan de que lo peor es que, de la Universidad, esto se contagia a la prensa, y de la prensa a la política. El efecto para la sociedad es devastador cuando cualquiera que intente criticar estas posturas identitarias y políticamente correctas desde dentro de la izquierda es purgado. “Se te acusa de ser miembro de la “alt-right” y el debate ha terminado ahí”.