sábado, 17 de febrero de 2018

Juntar un palito hasta la cremación

Sólo uno de cada cuatro encuestados considera que ahorrará suficiente para el retiro, mientras que más de dos tercios espera seguir trabajando en cierto grado o no jubilarse nunca, según datos de un relevamiento privado realizado por Wealth Mercer en doce países, incluyendo a la Argentina.
Pese a la intención de la gente de seguir desarrollando tareas, sólo un 39% declara tener un buen o excelente estado de salud compatible con el trabajo que desarrollan en la actualidad.
"Argentina está dando un paso habiendo incluido en la reforma tributaria deducciones impositivas para el ahorro para la jubilación", indicó Ana María Weisz, directora de Wealth Mercer.
Weisz indicó que "la Argentina ha dado un gran paso habiendo dado la opción de postergar la edad de retiro a 70 años en ambos géneros".
La especialista (?) sostuvo que en Argentina "quien desee tener un plan de medicina prepago tendrá que tener ahorrado a la edad de retiro un capital superior a $ 1.000.000 para poder financiarse la cuota en forma vitalicia".
La consultora espera que las personas vivan en promedio entre 15 a 20 años jubilados, pero advirtió que "sin una mejor planificación, en muchos casos sus gastos superarán sus ahorros", según la encuesta global.
"La edad esperada de jubilación ya no existe porque la gente esté trabajando más años, ya sea por elección o necesidad económica. Más de dos tercios (68%) de los encuestados, espera seguir trabajando en cierto grado o no jubilarse nunca.
Como trabajar por un periodo más extenso requiere tener cierto grado de aptitud física, la salud es vital para el patrimonio", indicó Wealth Mercer.

jueves, 15 de febrero de 2018

Inflación Bahia Blanca: Uy uy uy

Mas allá del Indec mentiroso y amañado
INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR CREEBBA (Centro Regional de Estudios Económicos de Bahia Blanca Argentina) de Enero 2018
En enero, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) CREEBBA volvió a sufrir una nueva aceleración. El promedio general de precios minoristas avanzó un 2,4% con respecto al mes anterior registrando así la suba más importante de los últimos doce meses.

sábado, 10 de febrero de 2018

Lo moderno es vivir mejor, no peor

Semanas laborales de 28 horas.
Esa fue la gran victoria obtenida por los trabajadores industriales en el sudoeste de Alemania como parte de un acuerdo que podría beneficiar a millones de empleados en todo el país.
Los obreros podrán reducir su horario semanal de 35 a 28 horas hasta por dos años para cuidar de sus familias. El acuerdo ampara a casi un millón de trabajadores en el estado de Baden-Württemberg y también incluye un aumento salarial del 4,3%.
Fue logrado por IG Metall, el mayor sindicato alemán, que representa a 2.700.000 operarios e ingenieros del sector metalúrgico.
Según los analistas, el convenio refleja un cambio en la mentalidad de la clase obrera y los empleadores de Alemania. el reconocimiento de que hace falta un mayor equilibrio entre la carga laboral y la vida familiar. Se espera que las mismas condiciones se extiendan a los 3,9 millones de trabajadores del enorme sector industrial del país.

jueves, 8 de febrero de 2018

Como investigar periodistas (jueces, policías, etc.) corruptos

Gabi, capitán del Atlético de Madrid, Ander Herrera, futbolista del Manchester United, Stuani, máximo goleador del Girona y otros 33 futbolistas pertenecientes a las plantillas del Zaragoza y del Levante en 2011 serán juzgados por el presunto arreglo del partido disputado entre ambos clubes en mayo del citado año.
¿Que hizo la justicia española? Investigó (cual Gestapo dirían acá) en que y como gastaron su dinero los casi 40 futbolistas en los meses previos y posteriores al hecho en cuestión.
Notaron que varios empezaron a sacar menos plata de los cajeros que la que habitualmente sacaban.
Juanfran justificó la disminución de extracciones de dinero no compensada por el uso de tarjeta de crédito por haber pasado el periodo vacacional en familia y por la devolución de un préstamo personal que le había realizado a un amigo, préstamo del que nada consta, más allá de su manifestación.
Cerrajería, aclaró la disminución de gasto por haber pasado las vacaciones con su sus padres, Iborra alegó que pasar las vacaciones en su localidad de origen y Ballesteros manifiesta que ese año no estuvo de vacaciones a ningún sitio.
Héctor Rodas y Xavi Torres adujeron que por esa época vivían con sus padres.
Munúa no retiró cantidad alguna de efectivo entre el 21 de mayo y el 7 de noviembre de 2011, en tanto que en igual periodo anterior al partido, efectuó 21 retiradas, Javi Venta los en los 141 días posteriores al partido hizo una retirada de 700 euros, cuando en los 141 días anteriores había retirado 10.200 en efectivo. 
Rodas retiró 290 euros durante los 141 días posteriores al partido, los 141 días anteriores había retirado 20.030.
Stuani dispuso de 4.950 euros los 141 días posteriores al partido – realizando la primera extracción en fecha 10 de agosto-, en los 141 días anteriores retiró 33.090.
No hay otra manera de empezar una investigación seria. Como vive, cuanto gana y cuanto gasta, ¿O les da vergüenza decirlo?
Acá pondrían el grito en el cielo.

miércoles, 7 de febrero de 2018

No te achiques

En 2 años, la clase media tradicional perdió 5% de sus integrantes que derivaron a la categoria inferior: la clase media baja.
Así lo indica el estudio que deviene de dos grandes encuestas domiciliarias, una con 8.510 casos en 20 ciudades y otra con 5.990 casos, en 16 centros urbanos.
“La robustez casuística de las muestras (son 14.500 casos en conjunto) confiere significatividad estadística a la variación de cinco puntos porcentuales en sentido descendente respecto a 2015”, indicó la consultora Delfos.
La principal conclusión que se desprende de los relevamientos “es que en estos dos años se quebró la tendencia a la movilidad social ascendente, visible hasta 2015”, aseguraron Luis Dall’Aglio y Norman Berra, responsables de la consultora. Delfos.
El trabajo apunta, asimismo, que la clase media alta (C1) integrada por directivos, ejecutivos de empresas, profesionales y rentistas, entre otros, mantiene su participación en la pirámide.
Tenía un 15 por ciento en 2015, cayó a 14 por ciento en 2016 y volvió al 15 el año pasado.
Tampoco la denominada clase alta (AB) movió sus porcentajes. Dueños de empresas, altos directivos de grandes compañías e inversores financieros representan el 5% de la masa social de modo inalterable. En 2006, cuando se renovó el índice de nivel socioeconómico, eran el seis por ciento.

lunes, 5 de febrero de 2018

Las diferentes formas del agua

Honduras: Zelaya allá por 2009 golpe de estado clásico. Ahora fraude electoral.

Nicaragua: Guerrilla mediática y económica al sandinismo.

Venezuela: Terrorismo, guerrilla económica y mediática.

Brasil: Asesinato de un candidato a presidente para limarle votos por izquierda a Dilma (un hecho ya olvidado) después destitución por el congreso.

Argentina: Guerrilla mediática y judicial (tantos miles de ejemplos).

Paraguay: Destitución por el congreso.

Uruguay: Enfrenta ahora una "rebelión" agraria

Chile: Manipulación de datos del Banco Mundial para perjudicar al candidato oficialista.

Ecuador: Mas directos hicieron un plebiscito con nombre propio (Rafael Correa) para prohibirle presentarse. Mauricio Macri debe estar arrepentido de no haber hecho lo mismo en enero de 2016 con Cristina. ¿Como hubiera salido un plebiscito así? O, como dice Asis, ¿La necesita viva?.

sábado, 3 de febrero de 2018

Mujeres. Una historia

Otro texto de Jorge Abelardo Ramos. Esta vez sobre las mujeres
"Había llegado de La Banda, o de San José de la Dormida o de Goya o Reconquista, de Aimogasta o quizá de Pomán.
Había cebado mate a los paisanos pelambrudos alzados contra Buenos Aires en el Arroyo de la China, con las fuerzas artiguistas.
Derramó lágrimas e hijos a lo largo de la infortunada patria la infatigable soldadera, después de aquella revolución con el sol inca y los oficiales blancos.
Padeció la cautividad con Catriel o Pincén, acompañó como cocinera a los involuntarios soldados del Paraguay, madre con muchos padres, obligada sombra en las Campañas del Desierto, protagonista anónima de los entreveros en la guerra civil (y nunca entraba en las listas), arrastrada a los burdeles de Palermo, traída y llevada por el zig-zag del destino, tejedora en Catamarca, industriosa obrera en Tucumán, excluida de las sabias estadísticas por sus «uniones irregulares».
Era la sustancia misma de la tierra dolorosa. Finalmente, cuando parecía que toda turbulencia se había aquietado en esa cosa extraña llamada Argentina, había quedado olvidada en las provincias.
Pero estas habían sido reducidas a la pobreza y no podían sostenerla.
De ahí había venido vestida de negro riguroso (pues su madre le había entregado el único vestido decente de la familia, el lujo de todas, ya que siempre había algún muerto y no podía faltar el negro). Calzaba alpargatas al llegar a la Capital y en su mano apretaba un monedero de hule. Su cara estaba lavada con jabón amarillo y las crenchas peinadas hacia abajo, marcando el pómulo reminiscente. Enseguida se conchababa «con cama adentro». Y el patrón dominaba su vida por completo. Fregaba, cocinaba, lavaba los platos, cosía, lavaba y planchaba, colocaba y descolocaba las cortinas, limpiaba los caireles uno por uno, mientras el hijo varón de la patrona la miraba golosamente desde abajo.
Si no le hacían un hijo (que, en ese caso, era enviado enseguida a su pueblo para que lo criara la madre) al llegar el domingo, después del mediodía, la patrona –ese gran ojo que la miraba sin cesar– le decía: «Andate a dar una vuelta y volvé antes de las ocho para hacer la cena».
Tomaba el tranvía y llegaba a Plaza Italia, frente a los leones y bajo el sol. Allí apretaba la mano áspera de un conscripto de los cuarteles, sentada en un banco. Ambos soñaban con la provincia, las cabras, el cielo, los amigos y la música lejana.
Pero llegó la guerra y con ella el desarrollo de la industria. Las fábricas se erigían por todas partes. Nuevas industrias reclamaban mano de obra, en particular de mujeres. Ella oyó hablar vagamente del tema. Finalmente, una compañera de plaza la invitó a entrar a su fábrica.
Así, la sirvienta se transformó en obrera. Cambió servidumbre personal por la explotación impersonal del capitalista. Esto se dice fácil, pero era menester vivirlo. ¡Y los marxistas! ¡Qué decepción! Pues resultaba que pasar de la servidumbre y humillación personal a la «explotación capitalista», constituía para ella un salto a la libertad.
Era una doble emancipación. La primera, era sacarse de encima a la patroncita –oligarca, mujer de médico, esposa de un bancario o empleado público, cónyuge de un comerciante, si la sirvienta era lo más barato que había en la Argentina–. Y, en segundo lugar, ganar más dinero con menos tiempo de trabajo. De este modo, ella vendía 8 horas a la fábrica. Después era completamente libre para apoderarse de aquella hermosa ciudad hostil.
La primera quincena envió un giro a su madre. La segunda, adquirió un par de zapatos con tacos y su cuerpo cambió. A la siguiente, compró en las cadenas de tiendas Etam un delicado vestido arrancado de un modelo de Vogue, con tela de imitación francesa, fabricada por la nueva burguesía judía de Villa Lynch, que dejaba de ser importadora para transformarse en productora.
Una maravillosa, indescriptible transformación se operaba en la ex sirvienta. Con dos o tres quincenas más se compró una cartera, artilugios de maquillaje, alguna biyutería.
Entonces asestó un toque final a la transformación milagrosa. En todos los barrios habían aparecido «salones de bellezas». Nuevas «cosmetólogas» brotadas de la nada la atendieron durante unas horas, le dieron consejos y la lanzaron a la calle transformada en platinada.
Aquella muchacha aindiada era hermosa, tenía rulos, tacos altos (había cambiado de estatura) y nadie hubiera imaginado jamás que al pasear por Santa Fe, Callao o Corrientes, la ex sirvienta era menos bella que las chicas de la clase media o la oligarquía.
Al mismo tiempo, entraba en crisis la oferta del servicio doméstico. Aparecía el Estatuto del Servicio Doméstico, con derecho a siesta.
¡Cuántos izquierdistas aprendieron a odiar al peronismo en la mesa familiar de boca de su madre, antes de buscar en venerables textos las razones para rechazarlo en nombre de la Ciencia!
Cuando ellas, las mujeres excluidas del Interior llegaron a Buenos Aires, no sólo desempeñarían un papel político y social decisivo en la historia argentina, sino que los sociólogos hubieran podido decir, sin incurrir en error, que el número de mujeres rubias había aumentado en la Capital.
Cuantas más chinitas llegaban, más rubias aparecían. ¿Qué científico entendería al peronismo sin las mujeres de negro que llegaron a ser rubias? Eva les tocó el corazón y ellas fueron su fuerza, energía poderosa que había atravesado muchas generaciones en silencio y ahora hablaba a gritos.
La quisieron hacer Vicepresidente en 1951. Pero ya estaba muy enferma. Desfalleciente, renunció a la candidatura en un gran acto del 22 de agosto: era el «Cabildo Abierto del Justicialismo».
Había malestar en el Ejército por el proyecto de elevar a Evita al segundo lugar en la fórmula.
El 31 de agosto Eva renunció formalmente por radio a la candidatura. Su salud declinó rápidamente. Murió el 26 de julio de 1952.
La adulonería en su torno, que había llegado a constituirse en un opresivo flagelo nacional, inventó la fórmula: «Entró en la inmortalidad». Y esta vez tenían razón. Eva Duarte ya no habría de morir en tanto el segundo sexo tuviese memoria de su dolor y claridad de su destino.

miércoles, 31 de enero de 2018

Crestas rojas

Desde octubre de 2016, la compañía se encuentra bajo control de Proteinsa SA, integrada por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Laclau. 
En abril de ese año, Mauricio Macri visitó junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, la planta industrial, que recién había reactivado su producción. Frente al micrófono, el Presidente afirmaba que el hecho de que "Cresta Roja esté funcionando tiene que ver con esta nueva etapa de la Argentina". Así, el propio jefe de Estado la posicionó como emblema de su gestión.
Incluso, la gobernadora destacó durante la reapertura que la compañía era un "símbolo de que sí se puede".
La realidad:
OVOPROT - CUIT 30707807810
Total cheques rechazados 142.086.473,10
Porcentaje de cheques abonados 26,9%

PROTEINSA - CUIT 33715182799
Total cheques rechazados 457.424.031,28
Porcentaje de cheques abonados 26,74%

martes, 30 de enero de 2018

Austericidio no es austeridad

Estamos de acuerdo en que la austeridad es una virtud. Individual al menos. Tiene que ver con la sencillez y la moderación.
“La austeridad debe partir desde la política, estamos trabajando con cada ministerio en tres medidas”, comunicó Macri que a continuación pasó a enumerarlos: “Vamos a reducir 1 de cada 4 cargos políticos del Poder Ejecutivo, durante 2018 los funcionarios no van a tener aumentos de sueldo, y a través de un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) se determinará que “a partir de ahora los familiares de los ministros no podrán ser parte del Gobierno”.
El Presidente destacó hoy que las medidas “implicarán un recorte de 25%” de los puestos actuales, lo que significará “1.000 cargos menos, y representará un ahorro de $ 1500 millones al año”.
Antes de adelantar una opinión vamos a esperar el texto del decreto que ya ha sucedido en este gobierno puede decir algo muy distinto a lo que se anuncia.
Hasta la fecha no ha habido austeridad, sino recortes y subidas de tarifas demenciales a los ciudadanos, a las pymes y a los autónomos. La deuda externa ha crecido enormemente y ninguno de los objetivos de déficit e inflación han sido alcanzados. Es la realidad.
Aquí las pymes, los autónomos y las familias están practicando la austeridad desde hace 2 años. ¿Cuántos aumentos más tienen que soportar para que el gobierno haga cambios drásticos en su política económica? ¿Está apoyando el Gobierno a los emprendedores o solo los utiliza publicitaria y mediáticamente?
Una política económica centrada en la austeridad puede ser correcta (y bastante modesta también) si se enfoca adecuadamente en la parafernalia de parientes, ñoquis y trolls de internet con sueldos de 6 cifras. El austericidio del gobierno (ajuste sobre las personas) no es austeridad.

sábado, 27 de enero de 2018

Buenos Aires Año Treinta

Frecuentemente los gorilas nos quieren hacer retroceder a las épocas felices del pre-peronismo. ¿Que es lo que añoran? Esto que relata Jorge Abelardo Ramos:

"Con la Década Infame, el país ingresa en los tiempos modernos. La orgullosa Argentina descubre el siglo XX con la crisis del treinta. Flota en Puerto Nuevo un tenebroso mundo de náufragos que no provienen del río, sino de la ciudad hambrienta.
Los ex hombres levantan sus ranchos de lata en Villa Desocupación.
Discépolo, poeta del asfalto, escribe sus tangos, penetrados de amargura siniestra. ¡Un canto a la desesperanza, un himno al fracaso! En todos los labios se repiten los versos estremecedores de Yira, Yira: es la Biblia del "rate" en la monstruosa ciudad de cemento.
Hacen su aparición la "voiturette", el bar automático y el biógrafo sonoro. "Cuando rajés los tamangos buscando ese mango que te haga morfar, te acordarás de este otario que un día cansado se puso a ladrar".
En la Buenos Aires orgullosa cantada un día remoto por Darío y Lugones, rezongaban ahora bardos harapientos.
El peso es un peso "fuerte", sólido, respetable, exclusivo. Otra canción de la crisis lo busca: "¿dónde hay un mango viejo Gómez? los han limpiado con piedra pómez". La moneda era sana, pero los hombres estaban enfermos.
El ejército rechaza a miles de jóvenes inaptos. La tuberculosis hace estragos. La palabra neumotórax es una palabra del año 30.
Los maestros sin empleo, los analfabetos con el estómago vacío y los maestros que no cobraban sus sueldos son los fenómenos corrientes en la década.
La pequeña burguesía se degrada: se forma una subclase de desocupados.
El dolo se combina con la picaresca para sobrevivir. Buenos Aires se puebla de buscavidas y de oficios inverosímiles.
Porteños y provincianos hundidos en la desdicha se hacen buscones. El amigo del jockey, que persigue la quimera de un "dato" preciso para el domingo; el atorrante divagador y filosófico que bebe café a crédito; el abogado que busca un empleo público; el organizador de banquetes o de rifas inexistentes, el falso influyente, el gestor de empleos, que es cesante, el cesante yrigoyenista de 1930 que hace de su desgracia una carrera y sólo acaricia durante años la esperanza de reingresar al empleo público, el desesperado que corteja a la dueña de la pensión, el escuálido poeta que vive cada quince días, por turno, en casa de algún amigo, el protector de leprosos, que vende rifas sin número, el antiguo proxeneta, herido como un rayo por la ley de profilaxis y que ahora alquila departamentos por hora para el amor fugaz; el empleado embargado y concursado, el ave negra sin pleitos que espera el asunto salvador en el bar Tokio, frente a Tribunales, el rematador sin remates, el naturista transformado en curandero y yuyero, el grafólogo que adivina el carácter, el astrólogo que descifra el porvenir, el falso médico que adquiere su título por 300 pesos en la frontera de Bolivia, el nihilista y el iluminado, el espiritista y el marinero en tierra, el comerciante quebrado y el conspirador radical que sueña con el regreso.
¡Buenos Aires! La pequeña burguesía tirita bajo el vendaval. En la Chacarita de los automóviles se acumulan todos los modelos y junto a ellos, calaveras y gigolós se hunden en la bancarrota.
En 1935 se empeñan en el Banco Municipal de Préstamos 10.340 máquinas de coser y las grandes familias venden sus palacios: la quinta Unzué, el Palacio Paz, el Palacio Pereda, el Palacio Ortiz Basualdo, la casa de Del Solar Borrego. Se acuña el vocablo "manguero".
El mate había sido una necesidad en los viejos tiempos de la pampa libre; luego fue un vicio amable en las conversaciones lentas. En 1930 es de rigor como alimento casi exclusivo, el bizcocho con grasa.
Reina el bar automático. Con una moneda, bajaba del tubo sucio de vidrio un sándwich indiscernible. Era el templo gastronómico para los "gourmets" de la crisis; revestido de azulejos, como el hospital o la morgue, en el local pululaban actores sin trabajo, borrachos disertantes, estudiantes crónicos, vagos sin origen ni destino, empleadillos, mujercitas sin clientes; humedad, sofocación, un vaho de grasa y tristeza.
Con el habano en los labios, rechoncho y cínico, con un busto metálico de Gorki en su despacho un rápido gatillo, Natalio Botana hacía de "Crítica" el órgano cotidiano del crimen y el escándalo. El dibujante Rojas diseñaba minuciosamente cada noche los grandes charcos de sangre y los miembros amputados de la descuartizada de Juan Bonini. La literatura para porteras nutría a la urbe.
Una gran página del diario amarillo, hormigueaba de avisos de manicuras; manicuras polacas, francesas, italianas se ofrecían. Eran especialistas recién llegadas. Un éxtasis a precios módicos: dos pesos, tres pesos, cinco pesos.
La crisis arrojaba a la calle a las mantenidas de la gente bien; trotadoras o pupilas de las casas de lenocinio competían con la remonta París-Buenos Aires. Pero el senador Serrey, legislador fraudulento por Salta proyectará la Ley de Profilaxis Social; la prostitución se hará clandestina.
Por solo 20 centavos los jóvenes leían los folletos de educación sexual de "Claridad", con su museo de horrores. La sífilis y la blenorragia se expanden triunfalmente. El doctor Fernández Verano, con su Liga de Higiene Social, proyecta películas sobre enfermedades venéreas. Muchos asistentes se desmayan en la función al comprender su inmediato porvenir.
En Mendoza millones de hectolitros de vino desbordan alegremente las acequias y el trigo se acumulaba en los silos mientras el país entero se doblaba de hambre. 
De Tucumán, Santiago del Estero o Corrientes bajaban a la Capital las jóvenes vestidas de negro, macilentas y tristes, de alpargatas y monedero vacío, a conchabarse en las familias de la alta o baja pequeño burguesía, por $ 20 ó 30 mensuales, "con comida y cama adentro". El zoológico será su fiesta, los conscriptos de Plaza Italia, el amor furtivo en la inmensa ciudad hostil.
Las drogas circulaban por la calle Corrientes, la angosta, la ruin.
En las noches de hastío, un nuevo pistolero que la policía evita, el gallego Julio, pasea con edecanes por la vereda luminosa buscando delatores.
Salones con espejo y tiro al blanco, cesantes radicales en el café Marzotto, o burreros irremediables hundidos en una silla del Nacional, con los ojos hipnóticos clavados en la victrolera desdentada, sueñan con la pasión.
Cuenteros del tío y usureros dialogan en las mesas de mármol lívido de "La Cosechera". En las madrugadas, los desocupados rodean a los canillitas que venden "La Prensa". Los "ofrecidos" son muchos más que los "pedidos".
Los desocupados con bicicleta llegan antes que los otros a la oficina o a la fábrica. No hay vacantes de todos modos.
En el conventillo de cinco patios, con las macetas de malvones en latas de Ibarra, se hierve al infinito la yerba y un solo ejemplar del diario arrugado circula por toda la población de la casa.
La Singer jadea en el fondo. La pantalonera trabaja por pieza. Ignora a Carriego, pero sabe que el confeccionista al por mayor cuenta siempre mal las piezas".

jueves, 25 de enero de 2018

Parabéns, coronéis, vocês venceram outra vez


Luís Inácio falou, Luís Inácio avisou 
São trezentos picaretas com anel de doutor

Eles ficaram ofendidos com a afirmação 
Que reflete na verdade o sentimento da nação 
É lobby, é conchavo, é propina e jeton 
Variações do mesmo tema sem sair do tom 

Brasília é uma ilha, eu falo porque eu sei 
Uma cidade que fabrica sua própria lei 
Aonde se vive mais ou menos como na Disneylândia 
Se essa palhaçada fosse na Cinelândia 
Ia juntar muita gente pra pegar na saída 

 Pra fazer justiça uma vez na vida

miércoles, 24 de enero de 2018

CESO de enero. Informe.

El impulso al crecimiento del pasado año electoral afronta la prueba de un año par que, de 2012 en adelante, se caracterizan por caídas en el nivel de actividad económica con aceleración de la inflación.
El freno a la obra pública con su impacto multiplicador negativo y la suba del dólar (o las restricciones a su acceso bajo la gestión anterior) eran las formas de frenar la actividad económica. Las devaluaciones, acompañadas de subas en las tarifas de los servicios públicos, aceleraban la inflación redistribuyendo ingresos desde la población hacia las empresas exportadoras y de servicios públicos, con su consecuente impacto negativo en el consumo.
De esa manera, se reducían las importaciones de bienes finales, insumos y maquinarias, mermaba el turismo en el exterior y la capacidad de ahorro interno (que en gran medida se dolariza) acomodando los gastos de divisas a la restricción externa que limitaba su expansión productiva.
La política de endeudamiento externo iniciado por la gestión Macri tras el pago a los fondos buitres aleja temporalmente la restricción externa y abre la posibilidad de un año par con expansión de la actividad. Sin embargo, las recomendaciones de organismos internacionales y calificadoras de reducción del déficit fiscal en simultáneo con la política oficial de reducción de las cargas sociales e impositivas sobre las empresas, promueven políticas de ajuste en el gasto público (corriente y en obras) con su consecuente impacto contractivo sobre la actividad económica. 
En la misma línea se inscriben los intentos oficiales de bajar el costo laboral que, del otro lado del mostrador es el ingreso de los trabajadores y una de las principales fuentes de sostenimiento del mercado interno.
La reforma laboral y la política de metas de paritarias (denominadas oficialmente como de inflación) amenazan la recuperación salarial y pueden pinchar el consumo, que sigue siendo el principal impulsor de la actividad.
A ello hay que sumarle el efecto de la política de reducción de tasas y suba del dólar que amagó en asomar tras el anuncio de un cambio en las metas de inflación de hace unas semanas. Si se consolida una baja de tasas y el banco central mantiene su política de no intervención, es probable que parte de las inversiones financiera de corto plazo en pesos se pasen a dólares (mucho más al proyectarse incrementos en las tasas de la Reserva Federal de los EEUU) con su consiguiente impulso a la cotización del billete verde.
Los efectos inflacionarios y redistributivos de la devaluación merman el consumo interno y la actividad, y frustrarían la esperanza de una parte del equipo económico de estimular el crecimiento vía menores tasas de interés. Cabe aclarar que una intervención del central en el mercado cambiario (con algún costo en pérdida de reservas) permitiría reducir las tasas sin grandes cambios en la cotización del dólar.
A ello se opone no sólo la rigidez ortodoxa de Sturzenegger sino también las esperanzas en que un dólar alto estimule las exportaciones traccionando la actividad de una parte del equipo económico. Una esperanza con escaso fundamento dada nuestra estructura productiva y el contexto internacional. Si, como esperamos muchos analistas, la política de ajuste fiscal termina por moderarse, la resistencia sindical permite sostener el poder adquisitivo de los salarios y la baja de tasas con suba del dólar no avanza demasiado, es probable que la economía termine un año par con un leve crecimiento, ayudado si continúa la recuperación de la actividad en Brasil y por el impacto en la construcción y en el consumo de la expansión de los créditos indexados.
En números, la proyección para 2018 es un crecimiento entre el 0,5 y 1,5% con una inflación de entre 18 y 22%, según los escenarios de devaluación y paritarias.

lunes, 22 de enero de 2018

La casa de papel

Si miramos un billete con detenimiento vemos que es un pedazo de papel pintado.
Cuando Borges describió el fútbol como 22 tontos que corren tras una pelota algunos, ademas de criticarlo, aplaudieron la ingeniosa frase.
Pero si decimos que un billete es solo papel y tinta no recogeremos mas que una internación en un psiquiátrico.
Porque el dinero, como el futbol, es lo que el consenso social dice que es.
Y esto lo aceptamos todos a la buena o a la mala.
Pero nada nos impide preguntarnos porque es así y de que manera llegamos a aceptar que ese papel tiene un valor y aquel, tan parecido, tiene otro tan distinto.
La serie española "La Casa de Papel" gira en torno a esa cuestión.
Sin spoilear, un grupo de asaltantes va a robar la casa de la moneda española. Y se entera que puede hacer algo mejor: Imprimirse dinero. El problema es el tiempo. Robarse una bolsa de dinero es cosa de minutos. Para imprimirse 2000 millones de euros a todas luces legal necesitan tiempo. Tiempo que el estado usara para impedirlo obviamente.
¿Cuanto tiempo le dedicarías al dinero? Parece obvio pero no lo es, el trabajo organiza la vida en función del tiempo. Esperamos el fin de semana. Tiempo. Las vacaciones. Tiempo. Treinta días para recibir un sueldo. 6 minutos en la selección para recibir millones o jugar en Banfield, Patronato y retirarte en Defensores de Belgrano.
Hacerse millonario es relativamente fácil. Si ahorramos 1 dolar por día en un millón de días tendríamos el primer millón.
El problema es que un millón de días son unos 2.700 años.
El tiempo, no el dinero, es el problema.
Los salarios no son ni bajos ni altos. El problema es que no te lo dan todos los días. Algunos lo hacen. Messi por ejemplo probablemente reciba tu sueldo en una hora.
Cuanto más tardamos en recibir la paga más abajo estamos en la jerarquía social.
Por todo esto, "La Casa de Papel" plantea un problema en torno a lo que podríamos llamar "cronoeconomía".
El tiempo estructurando la organización del trabajo y la riqueza.
Lo debatiremos pronto con la reforma laboral. Actividades comisionadas, pago por resultados, remuneración por objetivo, ganancias por productividad, o la renuncia a la hora de almorzar a cambio de irse una hora antes.


sábado, 20 de enero de 2018

El consejo de una madre

Robado del Facebook de Nicolas Tereschuk (@escriba)
"Mi madre me recomendó esta ilustrativa lectura del Antiguo Testamento, que comparto. Al final, algunas reflexiones.
4 Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron a Ramá para ver a Samuel,
5 y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.
6 Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová.
7 Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos.
8 Conforme a todas las obras que han hecho desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, dejándome a mí y sirviendo a dioses ajenos, así hacen también contigo.
9 Ahora, pues, oye su voz; mas protesta solemnemente contra ellos, y muéstrales cómo les tratará el rey que reinará sobre ellos.
10 Y refirió Samuel todas las palabras de Jehová al pueblo que le había pedido rey.
11 Dijo, pues: Así hará el rey que reinará sobre vosotros: tomará vuestros hijos, y los pondrá en sus carros y en su gente de a caballo, para que corran delante de su carro;
12 y nombrará para sí jefes de miles y jefes de cincuentenas; los pondrá asimismo a que aren sus campos y sieguen sus mieses, y a que hagan sus armas de guerra y los pertrechos de sus carros.
13 Tomará también a vuestras hijas para que sean perfumadoras, cocineras y amasadoras.
14 Asimismo tomará lo mejor de vuestras tierras, de vuestras viñas y de vuestros olivares, y los dará a sus siervos.
15 Diezmará vuestro grano y vuestras viñas, para dar a sus oficiales y a sus siervos.
16 Tomará vuestros siervos y vuestras siervas, vuestros mejores jóvenes, y vuestros asnos, y con ellos hará sus obras.
17 Diezmará también vuestros rebaños, y seréis sus siervos.
18 Y clamaréis aquel día a causa de vuestro rey que os habréis elegido, mas Jehová no os responderá en aquel día.
19 Pero el pueblo no quiso oír la voz de Samuel, y dijo: No, sino que habrá rey sobre nosotros;
20 y nosotros seremos también como todas las naciones, y nuestro rey nos gobernará, y saldrá delante de nosotros, y hará nuestras guerras.
21 Y oyó Samuel todas las palabras del pueblo, y las refirió en oídos de Jehová.
22 Y Jehová dijo a Samuel: Oye su voz, y pon rey sobre ellos. Entonces dijo Samuel a los varones de Israel: Idos cada uno a vuestra ciudad.

Diríase lo siguiente: - Al parecer, no es un fenómeno nuevo que, cada tanto, el pueblo diga "cambiemos" (inclusive frente a aquellos que los pudieran haber sacado de Egipto o concretado alguna otra realización menor).
- Las "campañas del miedo" se hacían ya hace cinco mil años, no siempre con éxito.
- Los argumentos "racionales" no siempre convencen.
- "No obstante, el pueblo rehusó oír la voz de Samuel", me parece una frase muy ilustrativa al respecto.
- No es inusual "votar" en contra de los propios "intereses objetivos".
- Me acordé de que en el libro "Conducción Política", cierto señor decía que " El que nace con suficiente óleo sagrado de Samuel, no necesita mucho para conducir".
Pero a veces, ni aún así... ¿no?"