lunes, 5 de julio de 2010

Casuística de la violencia

Lo que sucede en la calle.
Hace unos meses, en Puente La Noria un ladrón quiere asaltar un colectivo que esta llegando a la terminal.
Hay pocas personas arriba pero lo reducen, lo matan a golpes y lo arrojan fuera del vehículo. No hubo testigos, no hubo denuncia y nunca mas se supo.
José C. Paz, dos policías agarran a un raterito en la calle y le entran a dar. El delincuente grita "¡Tengo testigos!, ¡Tengo testigos!". Los testigos, diez o doce laburantes, jubilados, amas de casa, pendejos de una escuela cercana, responden de inmediato a la violencia policial: "Matalo", "Dejameló a mi", "Pegale un tiro".
Avellaneda, zona de barracas, cerca del puente Pueyrredon, un ladrón se sube al auto y le apunta al conductor que acaba de dejar a sus hijos en un colegio cercano y se va a laburar. Forcejean, se escapa un tiro que da en el hígado del asaltado, el ladrón escapa, el arma queda en poder del asaltado, dispara, le pega al delincuente en la pierna... lo agarra un grupo de camioneros y lo recaga a trompadas durante diez minutos hasta que llega la cana. Uno de los camioneros comenta riendo "le mordí la oreja".

9 comentarios:

Mariano T. dijo...

Si hay un grupo social que sabe perfectamente que los chorros no son Robin Hoods, ni justicieros vengándose de la burguesía, es la clase trabajadora.

Gonzalo dijo...

una lectura es

la delincuencia es bastante impopular entre la abrumadora mayoria del pueblo argentino,

otra lectura es,

bueno, el clasico problema del detonador en las manos de los dos grupos en los barcos en batman caballero de la noche

Lic. Baleno dijo...

Gonzalo: Expliquelo. A mi las ganas de ver Batman me las sacó Tim Burton.

Gonzalo dijo...

resulta que el guason "mantiene" de rehenes a dos barcos llenos de gente, uno lleno de clase media tipicamente neoyorquina, blanca, etc y en el otro barco son todos presos

hace un pequeño "juego", les dice de la existencia del otro barco y que simultaneamente hay una bomba y un detonador en las manos de las personas en cada barco

los instiga a apretar el detonador antes de que el otro grupo social lo haga
resultando en que los presos deciden no apretar porque como tienen mas "olfato" saben que es una treta del guason y la clase media responde con mas panico bramando para que apreten el detonador antes de que los feos sucios y malos presos lo hagan

no estoy demasiado de acuerdo con el blanco y negro de la secuencia pero si me parece interesante lo que plantea
un saludo
posscript veala, vale la pena
es con el muchacho ledger, el que se suicido que hizo "secreto en la montaña"

Daniel Mancuso dijo...

un síntoma brutal del paso del neolibralismo por nuestras vidas, el desprecio por el otro, más allá de las circunstancias, hay una terrible deshumanización flotando en el aire...

Mariano T. dijo...

Antes del neoliberalismo los trabajadores amaban a los chorros?

Anónimo dijo...

Hace un tiempo, yendo en taxi por la calle Perón, entre Esmeralda y Suipacha, Cap. Fed,(aprox. 11.30hs de un día de semana) ví como un muchachón quiso arrebatarle la cartera a una viejita.- Como ésta se resistió, el muy bestia le pegó un trompazo, le quitó la cartera y salió corriendo, intentando cruzar la calle.- Tuvo tanta mala suerte que lo agarró justo el taxi en el que yo viajaba.- Lo tiró al piso, pero como veníamos despacio no lo lastimó mucho.- De todos lados comenzaron a aparecer otros bestias ¿por qué los llamará "trabajadores" Mariano T? que lo molieron a patadas y trompadas.- Incluso cuando ya estaba desmayado le seguían golpeando.- Era visible el placer que sentían al golpear impunemente al tipo caído.- Intenté pararlos sin éxito alguno.- Llamé a la policía y al día de hoy no sé si el chorro sobrevivió, o no.- Fueron todavía más animales y cobardes que el mismo ladrón.- No alcanzo a entender el mecanismo mental por el cual algunos se auto convierten en "justicieros" y se permiten las peores barbaridades.- Incluso el linchamiento.- ¿Será el enano fascista, que le dicen?
Saludos, Capitan Medibacha

Mariano T. dijo...

Los relatos de baleno hablan de gente humilde que odia a los chorros, si los releés.

Mechyta dijo...

Lic. Baleano: mira Batman, hay toda una aplicación de la Teoría de los Juegos. El famoso Dilema del Prisionero, cooperar o no cooperar.-