lunes, 2 de marzo de 2009

Ley de Radiodifusión: Abandonando la isla de la fantasia

Veo que muchos compañeros ponen esperanzas exageradas en una ley de radiodifusión.
Parecen considerar que una ley de radiodifusión impedirá la planificación y ejecución de operaciones de prensa.
Nada mas lejano.
Ninguna ley de radiodifusión (defendible) puede cercenar los contenidos.
Ya hay un código penal funcionando como para que una norma pueda reducir aun mas la posibilidad de opinión.
De cualquier opinión.
La ley debería limitarse (casi nada) a garantizar la multiplicación de emisores.
Hoy no existe limite tecnológico que lo impida.
Y solo el negocio (o su preservación) puede atentar contra la multiplicación de los emisores.
Si la ley consigue eso el resto entra en el campo de batalla.
Y en la batalla si la verdad no esta de nuestro lado conviene ser derrotado.

16 comentarios:

MONA dijo...

Y sí... Tal vez tengas razón. Tal vez sea una fantasía, o el mecanismo de los que no tienen (tenemos) poder y presionamos con esto: La NUEVA Ley de radiodifusión... Y quizás no esté del todo mal, porque sé de algunos medios bastante asustados... y pueda ser que nos sirva para negociar... o no?
Saludos

Anónimo dijo...

Usted bien sabe estimado que la modoficación es solo un paso, claro que no alcanza, la ley no va a decir -Queda prohibido que introduzcas "basura radiactiva" en tu babeza...
Somos grande estimado... Ya es hora de mirar o hacia el norte o hacia el sur, no se puede tomar una posisión ambivalente.
salu2

leguar dijo...

Mire Amigo:
La ilusión que se pone en una nueva ley de radiodifusión, no radica en cercenar los alcances del la crítica irracional y despiadada a la que es sometido este gobierno como nunca en la historia.
El objetivo es romper con la monopolización de los medios como por ejemplo clarín y sus satélites.
Es tener vectores comunicacionales que reflejen otras opiniónes que hoy estan orientadas en un solo sentido.
En otras palabras sería sacarles algunos caramelos a estos reverendos hijos de una gran puta del establishment mediático y repartirlos entre otra gente que también tiene ganas de comunicar.
Democratizar el aire, es en esencia.

Lic. Baleno dijo...

Y yo que dije?

Mensajero dijo...

Cuando se opina sobre la Ley de Radiodifusión suele la discusión circunscribirse a darle batalla a Clarín (que no es poca cosa, de acuerdo), pero se pierde de vista que si no se reglamenta de una vez, una industria competitiva, exportadora e innovadora se sigue retrasando y cediendo terreno.
Colombia, entre otros, se convirtió en un importante y temible competidor que ya cuenta con reglamentaciones para las nuevas tecnologías.

Leguar dijo...

Digame licenciado(gracias..muchas gracias..) ! A quién va dirigida su pregunta ??
"Y yo que dije?"

Lic. Baleno dijo...

urbi et orbi

Leguar dijo...

verum et verum at bonum!

escriba dijo...

¿Y conviene?
Saludos

Lic. Baleno dijo...

Que cosa conviene? (esto esta cada vez mas criptico).

Verboamérica dijo...

Me parece bien avisar: hay un exagerado optimismo. Además, de acá a que los medios que se puedan abrir entren en funcionamiento, a que tengan público y credibilidad, tenemos a algún tilingo en la Rosada.

Pero así y todo conviene que se cambie la ley. Que debe ser cambiada por el avance tecnológico y que habría que agregar un mejor marco regulatorio para las comunicaciones en internet, los servidores, etc, para no quedar desactualizados en 5 años, pues de ahí van a venir las comunicaciones.

Emilio dijo...

Habría que ver de que se trata la Ley, creo de que en la distribuición de las licencias deberia reducirse a poca cantidad la de los medios privados y asignar licencias a sindicatos por ejemplo; a su vez delimitar los tipos de contenido que por ejemplo un canal puede emitir en anchos de hora.

Casta Diva dijo...

Como dice Emilio: a sindicatos, a ONG, a las Universidades públicas, al Ministerio de Educación, por ejemplo.

El Canilla dijo...

Comparto Lic, el problema es garantizar la mayor posibilidad de voces emisoras de opinión, contenidos y puntos de vista. Con la mayor igualdad posible en cuanto a la propiedad de los medios de producción de sentido, de forma que no compitan elefantes con hormigas...o que ni si quiera tengan permiso de existencia.

me gusta eso de la verdad y la batalla. Hay que presentarla, no ?

Primo Louis dijo...

El tema es que no se sabe que es la verdad en estos casos amigo.
Justamente por eso hace falta la multiplicidad de voces, si la verdad fuera una alcanzaría con un único medio.
Saludos!

El Conurbano dijo...

muy bien Baleno. y le digo más: No solo hay un Código Penal, sino que hay una ley de defensa de la competencia que tampoco se aplica.