viernes, 22 de julio de 2016

Troll center


Marcelo Tinelli denunció la existencia de un "Troll Center" macrista, mostrando una catarata de tweets de "cuentas truchas mandadas por ´alguien´ para insultar y desprestigiar", luego de sus críticas a Mauricio Macri y su gobierno con parodias por el tarifazo y el "cansancio" presidencial.
Por su parte, el massismo también denunció una campaña para perseguir al ex intendente de Tigre Sergio Massa: "Arman a través de las redes sociales difamaciones hacia su persona ocultos en el anonimato. No se entiende que usen prácticas que tanto criticaban".
El "equipo" de Cambiemos creado para proteger y mantener la imagen de Mauricio Macri lo más alta posible, funciona desde la Casa Rosada, donde se instaló una Subsecretaría de Vínculo Ciudadano, cuyo rol formal es promover la acción del gobierno en las redes sociales.
El encargado de esta runfla es Guillermo Riera (bajo el miembro del Jefe de Gabinete, Marcos Peña), que lideró la campaña digital del Presidente el año pasado.
Desde una oficina pegada a Plaza de Mayo, el grupo destina este poderoso recurso al uso de los denominados trolls, fakes y bots (o robots).
Aunque en el macrismo lo nieguen, la fuerte denuncia de un conductor de televisión como Tinelli potenció las versiones del "ejército paralelo" de Macri destinado a esta tarea. "Nos comunicamos con Tinelli y le dijimos que no tenemos trolls y no los vamos a tener. Fue una decisión que tomamos hace años con Marcos (Peña) cuando todo el mundo estaba haciendo eso", afirmó Riera riéndose.
Sin embargo, reconoció que los ejércitos macristas en redes existen:"Puede haber gente que sea adepta al Pro que tenga trolls" pero que no lo sabe ni tiene "posibilidades de controlarlo".

1 comentario:

marcelo ignacio dijo...

Por un lado, los chicos de Massa dicen que "no se entiende" que hagan lo que antes criticaban. Tendrían que madurar un poco, chiquitos, porque los adultos lo entendemos perfectamente.

Por otro lado, eso de que Guillermo Riera está "bajo el miembro de Marcos Peña" me parece un poco fuerte, no sé. Fijate.