lunes, 19 de octubre de 2015

Se pronostica en el norte. Se actúa en el sur.

Como la zanahoria delante del carro el apocalipsis en un eterno por venir. En fin, problemas habra siempre pero nada hace suponer un 2016, en Argentina, especialmente complicado. En el 2017 puede ser, y si no sera en el 2018, o el 2019... y así hasta que los glaciares del olvido nos arrastren despiadados. 
A-bu-rren.
En otro orden de cosas, a una semana de las elecciones el comediante político Jorge Lanata obtuvo su mas bajo rating.
Y ademas, el sur, el sur también existe.