domingo, 12 de septiembre de 2010

Una delicada inocencia.

Ayer pasamos el día en un country mas o menos exclusivo de la zona norte. De política se habla poco, pero mucho de televisión. Se comentaron ampliamente algunas viscicitudes del programa de Tinelli. Yo no voy a decir que no se quien es Tinelli, que su programa es una especie de concurso de baile que se usa como excusa para mostrar un montón de minas que están mas buenas que comer pollo con las manos y un poco de humor. La formula clásica del éxito masivo.*
Lo curioso es que después de comentar en detalle la pelea entre dos chicas y hablar muy bien de "la hija de Pachano" la misma persona dijo "tiene 38 puntos de rating, por eso la gente vota lo que vota..." en inequívoco sentido de "así votan los negros... que miran lo mismo que yo". En fin, acá siempre sostuvimos que Tinelli es transversal como el mate. Se toma con un palo verde en el banco o con yerba de ayer secándose al sol. En Usuhaia y en Jujuy.
Lo que no se nos había ocurrido es que personas con mas de 20 viajes a Europa y que gastan 60.000 dolares al año en regalos de cumpleaños denigraran eso que ven... en fin. Eso es también lo que somos.

Mas interesante resultó enterarse de cuales son los problemas de los jóvenes en un country. El ambiente de libertad, impensado en la ciudad, genera problemas nuevos o le da otros matices a los viejos. Por ejemplo en un copadisimo country de la zona sur que empieza con "LaMar" y termina con "tona" a los adolescentes los reunen con psicoterapeutas un par de veces por semana porque la cantidad de frula y alcohol que tomaban excedía lo tolerable por los padres.
En el country en el que estábamos (al que no podemos nombrar por razones de estricto secreto profesional) el problema era un poquito menor, había frula y alcohol pero en muchachones de ya unos 20 o 25 años. la jodita de los adolescentes, en cambio, es entrar en las casas deshabitadas (las que se usan solo los fines de semanas) y chorearles el alcohol y los dildos que encuentren. Una delicada inocencia.

*La receta del éxito esta escrita hace mucho y se compone de belleza, música y humor (hay que acertar en las graduaciones eso si). Minas en bolas, buena música, algo chistoso y me animo a pelear el prime time en New York, El Cairo o Buenos Aires.

9 comentarios:

Anyuletta dijo...

Ah, pero eso es porque usted no tuvo la gratificante experiencia de ir a La Martona y para el bautismo de tu llegada al country te hagan malteada, la cual consta de puñetazos, patadas y escupitajos. Decí que éramos 7 y pudimos tirar algunas piñas.

manuel el coronel dijo...

Puta, entre su informe cro. Licenciado y lo de Anyuletta pregunto, hay country exclusivo de mujeres?

Lo de tinelli es tal cual, una especia de autocrítica no reconocida verdá?

Lic. Baleno dijo...

jajaja... malteada??? eso no lo habia oido nunca...

Anónimo dijo...

Che son todos rechetos y panchos uds. Nunca un porrón en la esquina con amigos.

Gabriel R dijo...

Nota de perfil de ayer...

Mujer de Darío Lopérfido dice: "A mí me divierte. Si bien coincido en que Tinelli está muy bien como actor cómico, creo que sólo cierta gente puede darse el lujo de verlo con cierta educación. Yo leo, estudio y me puedo dar ese lujo. Pero, ¿qué pasa con la gente que no tiene acceso a otra cosa y que se educa sólo con eso?"

Nando Bonatto dijo...

En cierta ocasion voy a visitar a una sobrina a un country donde vive
Tuve una sensacion de irrealidad,mucamas con uniforme,gente paseando a caballo con disfraz de jinete, revisacion del auto a la entrada y la salida, revisacion del auto a la entrada y la salida revisacion del auto a la entrada y la salida
¿se nota que me dio en los huevos?
Chau sobrina nunca mas voy a esa carcel

Anónimo dijo...

Loperfido vuelve a la gestion publica, estos son los que despues hablan pestes del estado pero han morfado toda su vida de el.

Anónimo dijo...

¿es un problema para una psicopedagoga o para la policia? ¿o todo depende de qué lado de la cerca viva el crio para pedir baja de la edad de imputabilidad?

El Canilla dijo...

La verdad que tener que dejar que te revisen el auto como si fueras un delicuente para poder llegar a comer un asado con amigos me resultó tan denigrante que les dije a los míos que prefería vernos en otro lugar. Algunos te entienden y se la bancan y los más , no. Es una buena forma de limpiar la agenda.