martes, 28 de septiembre de 2010

El naipe del tahúr.

Es sorprendente la impostura de algunos miembros de la "familia judicial" que se asombran porque la presidente habló de los precios tabulados de las excarcelaciones y cambios de carátula. Hasta Mauro Viale se dio el gusto de decirle a uno de esos abogados tan cercanos a los personajes que lleva a su programa "pero cuando se apaga la cámara ustedes mismos admiten que es así..." es tan vox populi que es estruendoso el sonido de vox dei.
Dos experiencias para no relatar las decenas de anécdotas escuchadas.
En 1995 una conocida tenia un hijo preso en La Plata por robo a mano armada. El joven (que no era menor) era mas culpable que Macri de su mal gobierno pero el juez platense pidió 5 lucas para largarlo. La mujer no tenia ni 500 mangos. El pibe quedo adentro. Se hizo justicia. De un modo algo heterodoxo claro...
Otra es mas divertida, allá por el ´99 noviabamos con un abogada que era la encargada de llevarle la coima a una jueza de Capital. Ahí si que estaba todo tabulado. Dependiendo del cambio de carátula o excarcelación necesaria la coima se llamaba "sandwich de miga" "masitas" o "torta".Los diálogos eran antológicos, desde el estudio llamaban al juzgado y preguntaban:-¿Que tal estuvo la torta? -¡Riquisima!- contestaba la jueza.
En fin... pequeñas anécdotas sobre las instituciones...

1 comentario:

Unfor dijo...

Yo creo que a estos les va a llegar la hora.
En la época del Proceso, pensaba que nunca se iba a terminar, y mirá...