jueves, 11 de septiembre de 2008

Diálogo (casi monólogo) con un viejo

-Yo también estoy harto de hablar de los militares, de los desaparecidos, de la década del ´70 y del setentismo. Para mi los tendrían que haber juzgado a todos en 1984, incluyendo a los asesinos de Rucci. Si los militares creían estar salvando a la patria deberían sentirse orgullosos de ser llamados a declarar y muy orondos contar porque torturar a un tipo y violar tipas (o al revés) es bueno. Fin de la utilización política del tema. Quedaría para el debate entre historiadores y que la historia juzgue (como a Cobos).
Ahora no vale llorar, patearon largas al asunto y vino un Kirchner y sea zurdo u oportunista el tipo agarró el tema picando y le pegó de volea. A llorar a la iglesia. ¡Si se lo dejaron servido a cualquiera que tuviera ganas durante 20 años!
Usted es joven... bueno, es mas joven que yo... Pero ¿Se acuerda en el 80, 81? los desaparecidos no existían, ya a fines del 81 existían pero eran muy poquitos y vivían con otra identidad en Managua, después cuando el peso de las pruebas fueron evidentes empezaron a hablar de "excesos"
-De eso me acuerdo.
-¡Acuerdese! "Hubo algunos excesos durante la represión", tortura y desaparición eran una excepción. Un año después ya no podían ocultar mas nada y se supo que no hubo excesos, que hubo miles de casos. Ahora te dicen que no son 30.000. Que se yo cuantos son. En la Conadep hay casi 9.000 te dicen. Y claro, yo estuve desaparecido 4 meses en el 77 y sin comerla ni beberla pero ¿Que iba a ir a la Conadep a contarles a Sabato y Magdalena Ruiz Guiñazu?. ¡A Sabato y Magdalena Ruiz Guiñazu! Para eso los ponían a Videla y Galtieri a recibir las denuncias y listo.
Esas son las cosas que me dan bronca. Todos se hacen los boludos. Y todos los boludos dejan que los demás se hagan los boludos. Somos como mil millones de boludos. Con los chicos robados paso lo mismo. Primero que no existían, que era imposible, que nadie se podía robar un chico, que eso no tenia ninguna justificación, después apareció uno, dos, diez... ya van 95. De no existe a 95 hay una estancia de diferencia.
¿Que esperan para contarlo todo? ¿Que venga otro Kirchner y embargue a los nietos ? Porque el nieto de Galtieri, de Videla, de Bignone se morfan lo que les consiguió el abuelito eh? A mi no me la van a contar.
A veces me parece que no pueden ser tan boludos y les gusta tenerte anclado en el pasado. Claro, te quedas discutiendo lo que hizo Astiz y te borras de la discusión del presente. Otras veces pienso al revés, que hay que discutirles lo que hicieron porque no se vaya a creer que "cometieron algunos excesos". Y otras veces, la mayoría de las veces, siento que me tienen agarrado de las bolas y que no hay manera, que no zafamos nunca, que nos quedamos allá a vivir para siempre.

5 comentarios:

Enrique Martín dijo...

El viejo tiene razón. Aquí hay demasiados boludos (y demasiados vivos). Es memorable la figura de Kirchner pegándole de volea a un tema que todos le pifiaron. Menem y De la Rúa por falta de pierna izquierda. Y Alfonsín por exceso de obediencia debida (al entrenador castrense).

MONA dijo...

No le pegó de volea. Puso el tema en manos de la Justicia.
O queres mejor creer en este texto delirante:
"Hace algunos días fuimos noticia por el Juicio Oral y Público a los Generales Bussi y Menéndez que por diferentes razones conmocionó a la sociedad y que terminó en una verdadera batahola encabezada por agrupaciones políticas de izquierda - según dicen algunos llegadas incluso desde otras provincias - que pusieron en evidencia que lejos de pacificar desde el Poder Central sólo se ha buscado dividir una vez más a los tucumanos" (fuente: http://www.espejodetucuman.com.ar/)
Espero que ames la libertad y no me borres! (jeee...)
Saludos

Lic. Baleno dijo...

Si bueno, pero objetivamente si lo hubiera puesto Alfonsin (o no lo hubiera sacado Menem)seria un tema terminado en el aspecto judicial al menos.

Eva Row dijo...

Buenísimo Baleno. Saludos.

Severian dijo...

Yo en esa época me cagaba en los pantalones (literalmente, tenia dos años). Ese tiempo de descuento de la dictadura del que habla el post, y que ya se hizo infinito, me fue muy útil en cuanto a mi formación política: aprendí que no les puedo creer nada, que son antes que nada asesinos y que lo mas productivo que puede hacer la derecha argento es callarse. Asi que la verdad, creo que es bueno que no se pare nunca de hablar de este tema, demarca bien la cancha, pone las cosas en blanco sobre negro, deja claro quien es quien. Y mas que nada, asegura que quienes no lo vivimos pensémos en qué podría pasar y en cómo evitarlo.

No se si tiene que ver, pero me recordó este post sobre la supuesta necesidad de perdon y reconciliación.