jueves, 31 de julio de 2008

Exclusivo: El diálogo entre Cristina y Cleto

Mi tarea en la Casa Rosada (mozo, ¿O que se creen? ¿Que soy Massa?) me permitió acceder a la intimidad de la reunión entre Cristina y Cleto.
Los preparativos comenzaron unos 15 minutos antes.
Como Cristina sabe que a Cleto le gusta el cafecito cortado se asomó por la puerta de la cocina y me dijo: -Se acabó la leche de la clemencia para Cobos, ¿Esta claro? Que tome café solo, fuerte -hizo una pausa dramática como cuando en el atril junta los dedos y mira al costado (ese gesto se lo copió a Carrió, parecen dos paranoicas chicas) y sentenció: -Como si fuera un hombre...
Y se fue.
¡A la flauta! Le saque el seguro a la 45 (desde que ganaron los que perdieron en los ´70, como dicen Menendez y Caparros, es obligatorio andar armado y recibir entrenamiento con el Frente Polisario) y puse el café a calentar.
Al rato por el handy (¿Otro resabio montonero?) me avisan: -Llegó el traidor hijo de remilputas.
-¿Que vino a hacer Schiaretti? -pregunté.
-No se. Ah también llegó Cobos.
Al rato sonó el timbre y salí con dos cafés a la oficina de la Presidenta.
Cuando entre estaban intercambiando las típicas frases de cortesía institucional.
-A los que son como vos en La Plata le aplicábamos el siguiente sustantivo: Garrrrrrca -le dijo remarcando tanto la R que pensé que iba a perder un diente.
-Jejeje mira las encuestas Cristina, el pueblo me ama, soy la reencarnación de Don Hipolito.
-Sos el zombie de Don Hipolito garrrrrrca. Pero de Hipolito Bouchard, corrrrrsario.
-Para mi corrrrtado- me dijo Cleto al verme.
-No hay leche... con esto de las retenciones, los cortes de ruta, en fin...
-¿No hay leche? ¿Y que sigue? ¿Pan negro como en la época de Perón?
-No ves que sos un gorila -saltó Cristina- Tenia razón De La Sota, era preferible una formula mas peronista. Perón les enseño a comer sano antes que tuvieran que leerlo en la prensa del norte pelandrún.
-Si quiere leche -tercie yo- en la oficina de Pichetto quedo un montón acumulada.
-No, no, gracias, mejor me tomo el agua de los floreros nomas.
-Retirese- me dijo Cristina mientras sacaba un látigo de la cartera Luis Buiton comprada en La Salada.
Mientras me iba, puedo jurarlo, Cleto sonreía.

7 comentarios:

Caribe dijo...

castor, me cagaste el post.Yo tambien tenia mi version de la conversacion ( quien no?).Pero saber q le haya dicho "garca" es suficiente.Mi version , segun cuentan mis taquigarfos,decia lo mismo.

Lucas Carrasco dijo...

brillante, Licenciado. Me cagué de risa, muy bueno!

Hector Casa dijo...

muy ingenioso, me ha sacado una ultima sonrisa en el día.

Avallay dijo...

Excelente maestro. Lo de Pichetto para reír por un día
No sabía de su conchabo ¿es de hace mucho? Porque en la época de Menem habían afanado en el bar de la Rosada ¿usted donde estaba esa noche?
Salutti

Anónimo dijo...

Cambiandole algunos epitetos es un monologo digno de Tato Bores

goliardo-argentino dijo...

muy bueno, gran dialoguista y escritor.

Andrés el Viejo dijo...

Muy bueno, licenciado.