martes, 28 de junio de 2016

Cosas que pasan detras de la humareda

Leemos: "Un escándalo sin precedentes, mantenido hasta ahora en estricta reserva, puso bajo la mira el funcionamiento del sistema informático que controla el Poder Judicial.
A las irregularidades comprobadas en el sorteo de la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman -que derivaron en una denuncia penal por parte de la Cámara Federal-, se le sumó un hackeo al juzgado federal de Paso de los Libres y el borrado de toda la base de datos que contiene la información de sueldos de todo el Poder Judicial, hace pocos días.
La sospechosa intromisión en los sistemas indica la extracción de toda esa información, referida a cuánto cobran por nómina todos los magistrados y empleados judiciales del país, al mismo tiempo que fueron eliminados todos los registros de la mesa de entradas del Consejo de la Magistratura de los últimos quince días.
La sumatoria de irregularidades costó el desplazamiento del director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura, Gabriel Mehlman, por parte del administrador general, Juan Carlos Cubría, el pasado 13 de junio. Pero la mayoría oficialista de los consejeros lo repuso en su cargo el jueves último, aduciendo que el funcionario no tenía facultades para echarlo* sin consultarlo con el pleno. El sistema informático que utiliza la Justicia -el Lex 100- ya había sido objetado cuando fue licitado por el exadministrador Germán Krieger. La millonaria adquisición sólo remozó algunos vicios del anterior sistema informático que provee los algoritmos para realizar los sorteos automáticos de causas en la Cámara Federal. Esa compra mereció una causa penal que instruye Ariel Lijo. Mehlman -pese a los cuestionamientos que comenzaron a arreciar sobre él- apunta a ser el encargado del diseño de un nuevo sistema informático para los sorteos de jurados para concursos de jueces, con el que el Consejo busca avanzar..." (Continua).

*En lenguaje estatal esto significa que alguien lo protege.