martes, 7 de abril de 2015

Otra mente brillante

Nuestro amigo Carlos Escudé es polémico, suele estimular ideas heterodoxas sobre cualquier tema, siempre con fundamentación solida, una especie de Jorge Asis pero culto.
Es autor de la monumental "Historia General de la Relaciones Exteriores Argentinas" que se lee gratuitamente aquí y que aborda (hasta ahora) el periodo 1806-2000.
Reproducimos a continuación un reportaje que le realizó el diario La Voz, prestese atención a que fue publicado el 19 de enero de 2015. Es decir, no ahora cuando todo el mundo se quiere despegar de Nisman, sino con la pistola aun humeando. Adviertase, luego, lo que es ser un tipo formado.

 –¿Lo sorprendió la decisión de Nisman?
 –Nisman no es un ciudadano respetable, mucho menos un fiscal respetable. Un fiscal que, como consta en numerosos cables de WikiLeaks, permanentemente consultó con la embajada de Estados Unidos respecto de lo que debía y no debía hacer respecto de la causa, prácticamente pidiendo permiso para dar cada uno de sus pasos, debe quedar excluido de toda participación en los asuntos públicos. Esto no vale sólo para Nisman, sino para todos los que aparecen en WikiLeaks.
 –¿Cuál ha sido la relación entre nuestro país e Irán desde la presidencia de Néstor Kirchner?
 –La Argentina no compra petróleo a Irán. La acusación parece el producto de la conjetura geopolítica de un niño. El memorando se firmó el 1° de marzo de 2013. En 2012 la Argentina había exportado a Irán por el valor de 987 millones de dólares; en 2013 por el valor de 1159 millones en moneda norteamericana y en 2014 por el valor de 800 millones de la misma moneda. En total, más del 70 por ciento de esas exportaciones está constituido por cereales y oleaginosas. La mejor fuente de datos, accesible desde Internet, es la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. En otras palabras, no hay absolutamente ningún avance en la relación entre ambos países, lo que convierte a la acusación en ridícula. 
–¿Qué evaluación hace del avance de Irán en Sudamérica en estos últimos años? 
 – El avance de Irán en Venezuela fue muy alarmante, especialmente cuando Chávez 
facilitó la conversión en masa al islam de indígenas de la Guajira. También lo fue la infiltración iraní en movimientos de protesta argentinos. El caso de Luis D’Elía es notorio. Pero esto nada tiene que ver con el memorando. Hay que recordar que D’Elía perdió su puesto de funcionario debido a su militancia proiraní.
 –En cuanto a la causa Amia, ¿cuáles son los elementos favorables y no favorables de la llamada “pista iraní”?
La causa Amia ya está demasiado sucia como para saberlo. Que la embajada norteamericana presionara a Nisman para no explorar la pista siria ni la conexión interna, cosa que se sabe gracias a los cables de WikiLeaks, demuestra que el interés geopolítico de dejar mal parado a Irán primó sobre los criterios estrictos de justicia. En esos tiempos Estados Unidos e Israel tenían la esperanza de firmar un tratado de paz con Siria, y no les interesaba señalar a Damasco como exportadora del terrorismo, aunque lo fuera: para Washington, perdonar una o dos bombas en Buenos Aires son un daño colateral perfectamente aceptable si está de por medio el equilibrio de Medio Oriente.
 –¿Cuál es entonces su perspectiva respecto al atentado?
–Es probable que Irán sí haya tenido una cuota importante de responsabilidad; que Siria también haya hecho lo suyo y que la implementación del ataque contra la Amia haya sido posibilitada por mercenarios argentinos. No hay que olvidar que, cuando estos se cometieron, Líbano era un satélite de Siria, a la vez que el Hezbollah libanés era financiado por Irán y estuvo involucrado en la perpetración del atentado. 
–¿Cómo afecta esta situación al país en el frente externo? 
 –Que Nisman se haya dejado manejar por la embajada de Estados Unidos y que también lo hayan hecho varios otros personajes argentinos de gran importancia, muestra que somos algo menos que un país. A mí siempre me acusaron de proyanqui, pero les aseguro que no van a encontrar mi nombre en WikiLeaks.

5 comentarios:

Constancio Arizmendi dijo...

Más allá de su aspecto que aparenta un contemporáneo de Leandro Alem y de ciertas actitudes no muy felices en tiempos de patillas al poder, el gordo está muy bien ubicado geopolíticamente.
Eso sí, me parece otro tipo de brillo mental que el de Bunge.
Igual me gustaron las dos últimas contribuciones del blog.
Saludos

Tilo, 73 años dijo...

Las opiniones del Sr. Escudé coinciden con pilas de otras manifestaciones, previas y posteriores al deceso del fiscal. Es decir, no estamos hablando de algo novedoso.
Después de las revelaciones del libro de O'Donnell hace más de 3 años, lo que realmente llama la atención es la poca pelota que se le dió, especialmente cuando son miembros del Poder Judicial los comprometidos. Resulta que después de la opereta por la denuncia ventilada como primicia ante las cámaras de TN y abortada por su propia inconsistencia a pesar de la aún no aclarada muerte del fiscal, los medios hegemónicos siguen sin hablar claro, sin mencionar aspectos comprometedores. Y como si eso fuera poca cosa, de la mano de un periodista "serio y prestigioso" tiran como un baldazo de mierda la denuncia de las cuentas pretendiendo comprometer en la amarillenta causa AMIA a cualquiera que sea de ESTE gobierno, si es pariente de la Presidenta, mejor.
¿Pusieron en primera plana a la Bullrich y a la Alonso? Ambas han intervenido y macaneado sobre el tema de manera insistente e insoportable ... Y????? ¿No pasa nada con ellas?
En algún momento saldrá algún émulo de Escudé a declarar que las dos descaradas antipatrias también están sucias como una papa. Y seguramente algún abombado se asombrará.
Hay tanto por limpiar y aclarar, especialmente en los aspectos en los que el Poder Judicial está complicado, interviniendo, cuestionando u obstaculizando, como de costumbre. Jamás aclarando y administrando justicia, no vaya a ser cosa.

Ricardo Nescia dijo...

baleno, que se siente no habler hablado de 51 muertes inocentes?, pedazo de basura que sos, no tenes verguenza !!, en internet sos visto como un boludo, alcahuete y descerebrado, pero lo peor es cuando lees en todos lados que te hiciste el boludo con los muertos de los trenes

Lic. Baleno dijo...

Estas muy equivocado, ya hemos dicho muchas veces que los muertos en los trenes los produjeron los sabotajes que hicieron uds.

Tilo, 73 años dijo...

Ricardo Nescia: Ud. también, escudado bajo una etiqueta desconocida, emplea la bastarda costumbre de insultar y descalificar a quienes no coinciden con su forma de pensar. Y eso es más grave aún cuando ni siquiera se toma el trabajo de averiguar qué publicó este blog con motivo de aquel desgraciado atentado ya que está comprobado que no se trató de un accidente.

Entre aquí:
http://elmagma.blogspot.com.ar/2012/02/un-paso-adelante-ahora.html

En ese momento, todos los cañones apuntaban hacia el estado y a los concesionarios. Nadie imaginaba que ese había sido el primero de una serie de TRES atentados en los cuales, más tarde, se verificó la COMPLICIDAD de los conductores o de determinado personal ferroviario, como en el reciente descarrilamiento de algunos vagones del Sarmiento.
Si va a seguir interviniendo con sus comentarios, haga honor a la libertad de expresión que, como nunca antes, TODOS gozamos y despéguese de ese despreciable estilo de basurear SIN SABER.