viernes, 8 de febrero de 2008

Vienen con PRISA

Cuando uno piensa en el grupo editorial Prisa piensa, en principio, en el diario fundamentalista español El País.
Hace ya unos años que El País embate a fuerza de mentiras y verdades contra el gobierno de Venezuela, y en menor medida, pero no con menos virulencia, contra los gobiernos de Evo Morales en Bolivia, Correa en Ecuador, Ortega en Nicaragua y por supuesto Fidel Castro.

Hay ejemplos. Muchos. Simpáticas operetas.
Este importante grupo mediático esta llevando una impresionante ofensiva de compra de medios en Latinoamérica.
Detallamos solo los ultimos movimientos: Radio Continental en Argentina, varias en Chile, Caracol en Colombia, y tiene mucho mas.
En total 1.200 (¡Mil doscientas!) radios en 11 países.

No se pierdan los comentarios a esta noticia. Especialmente el que dice que "en el diario El País solo había dos verdades: el precio y la fecha" que eso es humor señores.
A la vez se desprende de sus medios en Europa como lo vemos aquí, aquí y aquí.
Se vienen con prisa.
A mi me huele a cosa ya vista.

Lo dijo Hadad con todas las letras en el reportaje de El Cronista: "La TV abierta está liderada por personas a las que no les interesa ganar dinero. Yo no tengo una empresa telefónica detrás, ni una empresa de cable, ni soy rico. Para mí, ganar dinero es una obligación: con eso pago sueldos e impuestos y me puedo equipar. Los dueños de los canales líderes los utilizan como un factor de poder, por eso no les preocupa ganar uno o perder veinte."

Hadad lo circunscribe a la TV abierta porque es lo que el acaba de abandonar y pretende engrupirnos, pero leyendo entre lineas podemos cambiar "tv abierta" por "medios" y la frase no pierde sentido.

Excepto medios cuasimarginales, que, ademas deben alimentarse muchas veces del mainstream de la informacion, el grueso de los medios forman parte de corporaciones inmensas asociadas a corporaciones aun mas grandes y funcionan como factor de presión, cuando no de extorsión.

¿Queda claro? Los medios ya no son un negocio, sino un "facilitador" para otros negocios mas grandes.

¿O poseer mil doscientas (1.200) radios en la región puede ser genuino amor por la comunicación?

Ya no podemos ser ni apocalipticos ni integrados.

Apenas realistas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente nota Licenciado.

Tengo una duda desde hace años, tal vez usted la pueda contestar: ¿Página es del grupo Clarín o se sigue manteniendo en sus trece?

El de la fecha y el precio es un ídolo

Saludos

Mendieta dijo...

Sí señor, por cosas como ésta me gustaba estudiar. Pero no jodamos: siempre fueron (y yo lo veo bien) tribunas de doctrina. El problema es cuando las empresas lo niegan y construyen el discurso de la objetividad y la neutralidad y cuando los trabajdores de los medios compran ese bolazo (ni hablar de los "consumidores")
Abrazo

Lucas Carrasco dijo...

También hay que apuntar que cuanto más dinero necesiten -los medios, o bien, los medios más chicos que no dependan de conglomerados de empresas-más dependientes de la publicdad y concesiones y regulaicones oficiales.

Juan dijo...

Cuando vivía en España (del 97 al 99) El País era el único diario bien escrito y legible. Los otros días pude ver una edición Argentina que, ammita mia, mete miedo!!!!!!

Y si los muchachos de PRISA no corren, vuelan!!!!! cuac