miércoles, 28 de diciembre de 2011

El Rey Lechón

Aquí, en este duro y despoblado sur acaso la noticia nos resulte extraña y no la podamos entender. A partir de hoy el Rey de España decidió hacer publico su presupuesto.
La publicación de las cuentas reales por primera vez en los 32 años de democracia se produce en un momento difícil para la monarquía, que se ha visto afectada por la investigación judicial al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, en un caso de corrupción.
Urdangarin, directivo del Barcelona F.C. y también de Telefónica de España emitió hace semanas un comunicado pidiendo disculpas por todo el perjuicio que sus problemas legales están ocasionando a la Familia Real, de la que dijo no tiene nada que ver con sus actividades privadas.
De manera que no fue la crisis la que obligo a estos parásitos a revelar cuanto se llevan de las arcas publicas por sus tareas de lobby sino un vulgar coimero. Así son las cosas en el mundo desarrollado con instituciones estables y seguridad jurídica.
Lo cierto es que los 8,5 millones de euros que el Rey afirma costar es también un cuento para gilipollas. En la escueta factura no están incluidos: Los 34 millones anuales que cuestan el mantenimiento de los palacios y jardines del rey (el Oriente, El Escorial, Aranjuez, La Granja, El Pardo, el monasterio de Las Descalzas y la Zarzuela). Tampoco están costeados los viajes al exterior que paga el Ministerio de Relaciones Exteriores ni los gastos por seguridad y automoviles que costea el Ministerio de Defensa.
Su Majestad, de paso, nos informa que:  "Según establece la Constitución –al igual que otras Instituciones como Congreso y Senado- y como también ocurre en otros países de la Unión Europea, la asignación destinada a la Jefatura del Estado no está sometida al Tribunal de Cuentas." Los demás países miembros de la Unión Europea contentismos de ser mandados al frente así.
La pregunta española por estas horas sigue siendo una que aquí, que somos subdesarrollados, no podemos hacernos: ¿Para que sirve un Rey? ¿Para que sirve una casa real? ¿para que sirve una monarquía en el siglo XXI?. 
La realidad, la única verdad, es que no sirven para nada, no tiene ninguna función, son totalmente prescindibles e innecesarios. Las monarquías son vestigios de sociedades primitivas, sometidas e irracionales. Cualquier sociedad avanzada (o inteligente) se da cuenta de esto y los elimina, las sociedades retrógradas, (o retrasadas), los conserva.
Como ya es tradicional en este blog recordamos que ser rico, no, no, no es ser desarrollado.
¿Y porque a nosotros nos importaría el Rey y todo este asunto? Bueno, por solidaridad, porque en este país atrasado las penas por calumnias e injurias al servicio publico ya no existen por decisión de nuestra querida dictadora local. Pero en España, decir estas cosas implica ser procesado por "injurias al jefe de Estado".
¿Te cabió?

5 comentarios:

uno dijo...

Es un buen momento para otra República, la tercera es la vencida!

Más allá de la joda, me parece patético que siga habiendo monarquías. Y eso que el rey de España me parece uno de los más potables de entre los monarcas europeos.

profemarcos dijo...

En realidad sirvió y bastante para lograr la cohesión durante el golpe de estado de Tejero.....

Lic. Baleno dijo...

Un viejo mito ese.

MC. Operador Visceral dijo...

Mito mediático es considerar benévolamente su protagonismo a favor de la democracia. Lo que sí ocurrió y ocurre es que él fue y es la "garantía real" de que lo esencial institucionalizado por el franquismo no haya sido borrado por la "democracia" sino mas bien consolidado.

profemarcos dijo...

Lic. Baleno, lo pasaron en directo por la tele (pública)Se lo veía a Tejero, arma en mano, amenazando a las cortes y llamando al levantamiento a los demás cuarteles... y estaban en duda de si sumarse o no...