jueves, 18 de junio de 2009

Todos somos compañeros

Yo no voy a votar a Pino Solanas. Ni a Sabatella. Tengo claro que el que va a impedir la reprivatización de Aerolíneas Argentinas es el compañero que va en el puesto 18 de la lista del Frente Justicialista de la Victoria.
Pero todos somos compañeros. No vamos a dudar ahora del peronismo de Pino Solanas, un tipo que paso con Peron (y no al pedo) mas horas que el 99,9% de nosotros, un tipo que hizo "Los hijos de Fierro" una película que no se porque no se pasa en Volver, Canal 7, Encuentro o en cualquier lado y que es una epopeya a la resistencia.
Si sirve a la derecha con un discurso pseudo ecologista que rebatiría cualquier estudiante de ciencias naturales el problema no es de Pino, es de nuestros candidatos.
Para ser directos: No vienen por el agua. Desde que se invento desalar el agua de mar nadie necesita ni un glaciar ni el acuífero guaraní, esto no significa ser dispendioso con los recursos y cargarse el vaso de whisky con cubitos antárticos pero basta de eco terrorismo cómodo, la minería a cielo abierto se usa en todo el mundo. Otra vez, no es indispensable devastar una provincia pero la oposición lisa y llana es infantil.
Si revolea cifras (los 54 prostíbulos son un invento, pudo decir 45 o 62 y era lo mismo) y no tiene claro si los recursos naturales son de las provincias o la Nación, no le echemos la culpa a Pino sino a los nuestros que no saben que decir.
Pino hace bien, muy bien, en plantear esos temas.
¿O vamos a discutir el deficit que propone De Narvaez o el regreso al FMI de la mano de Prat Gay? ¿No aprendimos nada?
Algo parecido sucede con Sabatella, sin ser peronista jugó bien un montón de veces.
Que le venda a su cliente interno no ser lo que es, un intendente del aborrecido conurbano, no lo convierte en enemigo. ¿Raimundi puede ser un enemigo? Hace buenos análisis y no se opone a consensuar.
Al que me diga que voto la 125 le digo que hay que distinguir errores de hijaputez, un procer como Germán Abdala votó la ampliación de la corte menemista y tuvo tan claro que fue un error que al otro día dijo "votamos la corte suprema que nos va a meter en cana", ahora cualquier irreverente puede faltarle el respeto acusándolo de votar para Menem.
Todo esto es discutible, lo peor es no atinar siquiera a discutirlo.
Otra vez volvemos a 1990 cuando estimables compañeros no sabían (mos) defender a una empresa que andaba bien como Aerolíneas en un país extenso donde el compatriota de Tierra del Fuego no puede subirse a un micro para ir a Mendoza, NECESITA un avión y a su alcance.

A veces nos entretenemos peleando con el de al lado cuando hay que pelearse con el que esta enfrente.
Aunque sea muy grandote y pegue fuerte.

8 comentarios:

tute cabrero dijo...

No son el enemigo, pero nos tratan como si para ellos, nosotros SI, somos el enemigo.
¿Y que hacemos con eso? ¿Nos hacemos los boludos?

El Compañero Artemio López dijo...

Comarto! Si ser peronista implica sostener que en promedio el 90% de los votantes de Capital, Córdoba y Santa Fé no lo es...o peor es gorila, destituyente o lo que se quiera adjetivar, hemos sido abolidos como peronistas, nosotros.
salu2!

Martín L. dijo...

Creo que nadie resumió mejor la situación que Tute. Al menos para Solanas, los Kirchner, y no Macri, Michetti o el Pibe Valderrama, son el enemigo a destruir.
A veces pienso -y no es la primera vez que lo comento- que Solanas, más que el idiota útil que muchos lo acusan de ser, es perverso: su objetivo a mediano plazo es que asuma un gobierno de derecha pura y dura para poder posicionarse, en el largo plazo, como el único representante de la izquierda nac & pop; quizá incluso cobijando bajo su ala paternalista a muchos kirchneristas "recuperados".
Saludos.

Fabio dijo...

La verdad de la milanesa es que lo único que le interesa a Solanas es levantarse minitas haciendose el revolú.

Meursault dijo...

100% de acuerdo. Y si Pino toma al Kirchnerismo como el enemigo, es porque, aunque no lo reconozca nunca, es con el Kirchnerismo con quien tiene más afinidad y con quien va a disputar sus votos. Jugada política un poco mezquina? Convencimiento real de que se debe profundizar el modelo, aún a costa de atacar a quien debería ser el compañero? No se... Pero uno no debe atacar sólo a quien lo ataca a uno. Si se quiere superar esa supuesta mezquindad se debe ir contra el verdadero enemigo y ser indiferente a los que atacan, pero con quien se comparten ideas y principios básicos.
Podrán cometer errores, pero eso no los convierte en enemigo.
Y por otro lado, en papel de abogado del diablo. Comparto el hecho de que el avión debe estar al alcance de cualquiera para poder trasladarse dentro del país pero, para cuándo los precios accesibles de esos pasajes?

Hal dijo...

Está muy bien, ojalá lo escuchen/lean.

C.A.T. dijo...

"A veces nos entretenemos peleando con el de al lado cuando hay que pelearse con el que esta enfrente. Aunque sea muy grandote y pegue fuerte".

Aplauso, medalla y beso.

Mariano dijo...

Aunque llego bastante tarde, no quería dejar de decir que es por lejos, por mucha diferencia, lo mejor que leí sobre el tema Solanas, etc.

Y es cierto que a veces pareciera que para Pino el kirchnerismo es el principal enemigo. Y es cierto que sobreactúa su rol opositor, y muchas veces mintiendo, directamente mintiendo (sobre todo con los números, total nadie se le va a poner a hacer la cuenta fina de cuánto es la renta petrolera de la que habla).
Pero así y todo, qué importa.

Un abrazo.