sábado, 8 de julio de 2017

Reflexiones sobre redes sociales y granjas de duendes

por Esteban Terranova (@Bestiario123)
Luego de ver la nota de Duran Barba me quedan varias cuestiones en la cabeza. El niega el uso de trolls. Es simplista el planteo. Lo cierra con un no sirven para nada. Falso. Si no sirvieran no los usarian y los usan ( dos edificios llenos de personas laburandolo, el callcenter mas grande de sudamerica enfocado en politica al menos).
El PRO intervino en las redes en dos o tres carriles y con objetivos diferentes.
Entre amateurs suelen confundir big data con la obtencion de datos y nada mas. No chicos, los datos ya se obtuvieron, se obtienen a diario. Lo que importa es como los usas.
Y ahi entra el callcenter en sus diferentes capas. Los primera linea, construyen un discurso positivo sobre medidas que propone el gobierno segun el analisis de esos datos. Caso claro, docentes. Les salio mal. Si, pero es el mejor ejemplo. Miden las reacciones de la gente en las redes y salen a construir relatos para amplificar ese pensamiento de microclima.
Los trolls o segundas lineas son los que golpean, en la plataforma para generar tendencias. Si hay una tendencia creciente que dice #CFKvuelve ellos salen a jugar el #CFKPresa.
Esto no es solo para ver quien gana el TT y queda primero en las tendencias. Esa es la fachada. Los medios levantan las tendencias. Replican lo que paso en un micro clima y lo trasladan al amplio juego de la ciudadania, afectan los motores de busqueda, etc.
Creer que el troll es un invento es inocente y amateur es darle a Duran Barba el derecho a la verdad cuando ha dejado en claro que sus campañas se basan en las mentiras.


2 comentarios:

Ģabriel Bas dijo...

Hola, dicen que todo dispositivo de poder tiende a neutralizarse, naturalizarse; de ahi es que es muy conveniente para el beneficiario de estos trolls hacer creer que no tienen influencia, cuando se sabe que actuan por saturación y trabajando en segundo plano (pasivamente) invadiendo de "sentido Común" la cabeza del inadvertido.

Agostina dijo...

Muy bueno!