jueves, 22 de enero de 2015

Al que le calce el sayo...

Bueno, probablemente no se de cuenta...
El efecto Dunning-Kruger es un sesgo cognitivo, según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un efecto de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, incorrectamente midiendo su habilidad por encima de lo real.
Este sesgo, es atribuido a una inhabilidad meta-cognitiva del sujeto de reconocer su propia ineptitud. Por el contrario, los individuos altamente calificados tienden a subestimar su competencia relativa, erróneamente asumen que las tareas que son fáciles para ellos también son fáciles para otros.
David Dunning y Justin Kruger de la Universidad de Cornell concluyeron: «La mala medición del incompetente se debe a un error sobre sí mismo, mientras que la mala medición del competente se debe a un error acerca de los demás».
El fenómeno fue demostrado en una serie de experimentos realizados por Justin Kruger y David Dunning, de la Universidad de Cornell (Nueva York, EE. UU.). Sus resultados fueron publicados en el Journal of Personality and Social Psychology de diciembre de 1999.
Kruger y Dunning investigaron cierto número de estudios previos que tendían a sugerir que en diversas habilidades como la comprensión lectora, conducción de vehículos de motor, y juegos como el ajedrez o el tenis, “la ignorancia frecuentemente proporciona más confianza que el conocimiento” (como dijo Charles Darwin).
Su hipótesis es que, en una habilidad típica que los humanos poseen en mayor o menor grado: Los individuos incompetentes tienden a sobrestimar su propia habilidad. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.
Y massa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por suerte todo es relativo

Mauri Kur dijo...

Hay que dejar d hablar de Mariano T por 2 años.

Lic. Baleno dijo...

1-Absolutamente.
2-No es por Mariano che...

Pirulo dijo...

Fantástico!!! Ese síntoma es la contracara del síndrome de Hubris!!!