viernes, 3 de febrero de 2012

"Porque ahora sé, lo que entonces no sabía"

Juan Domingo Perón, desde el cielo de los peronistas, nos dedica poco mas de tres minutos pletóricos de significado. Quien pueda comprender, que comprenda.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Emociona escuchar al Perón de hace más de 40 años reconociendo un error que, de no haberse cometido, hubiera cambiado la historia de nuestro país. Que el derrotero interrumpido podría haber continuado para convertir a nuestro país en la verdadera potencia de Sud América y en la punta de lanza para la unión del sub-continente y, quizá, de toda América Latina.
Y también pone de manifiesto que las fuerzas de la antipatria aún siguen vivitas y coleando. De ahí que no hay que ceder un solo milímetro para no volver a cometer errores similares.

Saludos
Tilo, 70 años

diego tirelli dijo...

"No hay nada superior a la Nación misma" Me quedo con eso.

Abrazo

Osvaldo dijo...

Impresionante!!!
Casi se me caen las lágrimas, tremendas verdades decía el El Viejo, carajo.
Porqué mierda no lo hizo? Qué país seríamos hoy!!
Gracias por haberlo puesto ojalá muchos lo vean!

MUMI dijo...

ahora me explico de donde saca tanta sabiduria pino solanas !

Horacio Gris dijo...

Impresionante documento. Lo comparto.

saludos

BelgranoK dijo...

!! Excelente Baleno !!
Según la documentación de la época es totalmente cierto que podría haber derrotado a los subversivos.

Rafa dijo...

Muy bueno, Licenciado. Igualmente creo que hay que tener en cuenta el momento en que Perón hizo esa declaración, que daba vía libre al ejercicio de la "violencia de abajo": eran los primeros tiempos de Onganía, todavía no había ocurrido el Cordobazo ni la eclosión de la guerrilla. Creo que después se dio cuenta de que había que apaciguar los ánimos porque sino a la Argentina no la iba a poder gobernar ni él ni nadie. Por eso para la época de su retorno ya se había convertido en el "león herbívoro". Es mi opinión personal, basada en cosas como las que posteé aquí:
http://el-lobo-estepario.blogspot.com/2011/11/el-retorno.html

Un abrazo.