martes, 15 de septiembre de 2009

Las dudas se disipan Artemio...

Cada vez quedan menos dudas Artemio, ya probada la influencia racinguista entre los Borbones, los primeros patriotas (como el barra brava Manuel Belgrano) llega este documento revelador que muestra a la Compañera Evita recibiendo el oleo sagrado de Samuel.
Imposible que tal acto no contara con la aquiesencia y el beneplácito del Compañero Presidente de Todos los Argentinos.

6 comentarios:

Mendieta dijo...

Sabés una cosa? Una vez vi, en una casa de antiguedades por la Recova de Alem un supuesto carnet de Perón socio de Racing. Salía una fortuna y estuve tentado de hacer un banco para comprarlo, pero supuse que era trucho y desistí. Nada. Eso.

Anónimo dijo...

¿No hay clubes con colores lilas, rojos y amarillos?

Mauri K dijo...

Documento elocuente de la capacidad de racing para inmiscuirse en los grandes acontecimientos de la argentinidad.

El Conurbano dijo...

Contundente.
A ver que dicen ahora

Anónimo dijo...

Evita era de River! Eso no hay dudas, como tampoco había dudas en esa época sobre quien era el más grande: el millo. Y segundo RAcing.
A los bosteros los inventó TyC y los refundó Carlos Bianchi.

Macedonio.-

Avallay dijo...

Esaaa Baleno, no me vengan con declaraciones truchas. CONTUNDENCIA
Salutti