miércoles, 30 de enero de 2008

El Macrismo: ¿Kirchnerismo tardío o etapa superior del Kirchnerismo?

No soy el primero en notarlo. Es una frase que se escucha seguido, Wainfeld en Pagina/12 y Kirschbaum en Clarin entre los que recuerdo lo han dicho: "Macri le copia el estilo a Kirchner".
Se refieren claro a la propensión que ha mostrado el Intendente de la Reina del Plata a la acción, a la refriega, que, recordemos, patentó Nestor Kirchner como estilo en el inolvidable invierno de 2003.
Hay similitudes. Kirchner le pegaba a los militares, al pasado reciente, a la iglesia, al FMI, blancos fáciles se dirá y será cierto, pero había que hacerlo.
Kirchner lo hizo y lo transformó en capital pólitico muy rapidamente y con notable éxito.
Macri despide a 2.300 personas, las acusa de ñoquis ante el orgasmo social y va mas allá diciendo que los pocos que trabajaban lo hacían en tareas irrelevantes, intervino la obra social de la ciudad y el empleado municipal promedio, aun el antimacrista, lo aplaudió, arremetió contra la cultura burocratizada del progresismo porteño, se pegó con todos los sindicalistas posibles (Moyano, Genta, Gerardo Martinez) sabedor del rédito que esa pelea da en "la gente" y sabedor también que despues de fightearse hay que sentarse y charlar. Un Kirchner de manual.
Solo trastabillo mal con el ABL, si tuvo otros errores, o son reversibles (la negativa a crear un laboratorio de la ciudad) o son irrelevantes (adjudicarse y relanzar planes ya empezados) o quedan sumergidos en el vertigo de la acción cotidiana (el aumento de presupuesto para cargos de "asesores"). Casi kirchnerismo clásico.
No recuerdo metidas de pata como la de Macri con el ABL en Kirchner, pero de las otras el kirchnerismo tuvo, tiene y tendrá casi como cualquier otro gobierno del globo.
También hay diferencias, Kirchner asumió con el 22% de los votos. Su estilo, se dijo en ese momento, tenia que ver con la necesidad de lograr un consenso rápido o perecer.
Nunca creí en esa explicación. Me parece que, si no queremos otorgarle a Kirchner racionalidad, tuvo al menos intuición, quizás, mire lo que voy a decir, hasta la sensibilidad adecuada sobre las expectativas societarias.
Un gesto destemplado, un pecho inflado, tres o cuatro verdades que todos conocemos pero que no se dicen en publico y ahí tiene al kirchnerismo gobernando.
Macri asumió en condiciones distintas, con mas del 60% de los votos en un comodo ballotage, no parece entonces ser el número un condicionante, y ese solo dato da para una discusión larga.
Parece que el Poder Ejecutivo es de verdad unipersonal y tenerlo en elecciones apretadas o cómodas no importa.
Es cien o cero.
Es la gloria o el olvido.
Empieza a darse cuenta Carrio que llama a conferencia de prensa para comentar los diarios.
Las noticias las producen otros.
También los objetos de su encono son sustancialmente distintos (pero no su encono, tomen nota del detalle), Macri desaloja a los cartoneros, le retiene guita a las Madres de Plaza de Mayo unas horas solo para dejar sentada su opinion, se cruza con los piqueteros y los ñoquis sabedor de cual es su publico.
Le seguirán los "manteros" y los "franelitas".
No es que este dando ideas pero son blancos fáciles y un gobierno vive de la aceptación popular o no vive.
Eso que se llama consenso.
Que se parece mucho a democracia.
Podría decir que otra diferencia es que Kirchner además asumió con una situación social calamitosa, y a Macri le toca un tiempo mas desahogado. Lo pienso y lo vuelvo a pensar, pero no suscribo.
Esta sociedad sigue siendo un barril de polvora donde un remisero acuchilla a un taxista por una discusión de transito o un pibe mata a trompadas a un viejo en la playa, hay un nivel de violencia (herencia directa de la crisis y el hartazgo de 2001 creo yo modestamente sin poder respaldar esa hipótesis mas que con intuición masculina... que ya sabemos como es...) extraordinario, donde se pide con animo parejo no pagar mas impuestos, que el estado controle todo, que todo el mundo sea fusilado de inmediato, que se respeten todas las instituciones pero que se las pase por arriba cuando la situación lo amerita y se enjuicie sumariamente pero con estricta justicia.
En fin, yo he visto en acción al "antikirchnerismo bobo" ese que mandaba mails sobre el titulo de Cristina, la hija no reconocida, que convocaba a cacerolazos, a prender todos los acondicionadores de aire, que dijo que Kirchner era montonero, y despues que era aliado de los militares, que era un usurero y por eso hizo guita, no que el abuelo era el usurero, que ambos eran usureros y desayunan con chicos crudos, etc. etc. etc.
Ojo.
Ojo con caer en el "antimacrismo bobo", Macri, por historia y tradición, por encarnación y por soporte es una oposición sólida y concreta al kirchnerismo.
No solo puede ser un fracaso, una administración mediocre, o marketinera.
Deudor metodológico del kirchnerismo también puede evolucionar para ser una etapa superior o el poskirchnerismo posible.
La historia le dejó unos dados que no se le van a caer de la mano.
Macri va a jugar.

4 comentarios:

Andrés el Viejo dijo...

Licenciado: me parece muy criterioso lo que usted escribe. Sin embargo, observo una o unas diferencias en estas "vidas paralelas": a diferencia de Kirchner, Macri perdió lo que los yanquis llaman "momentum" a poco andar. Y después, cuando las cosas no salen, no tiene mucho efecto decir "no me dejaron". Porque lo que queda en pie es "no pudo". Decía Diderot: "no basta con desear, además hay que tener buenos cojones". La mera voluntad puede atraer simpatías, pero las pierde fácil si queda en mera voluntad.
Kirchner no necesitaba exigir/reclamar/pedir/rogar que le dieran la policía, ya la tenía. Y Macri no la va a conseguir, por lo menos no la va a conseguir rápida y fácilmente (y si la consiguiera, no sé si no le irá peor, pregúntenle a Duhalde, a Ruckauf o a Solá).
Macri tiene un presupuesto más que generoso, pero no se compara con el nacional y sus efectos mágicos en las voluntades políticas a lo largo y a lo ancho de la Nación.
Macri enfrenta a jueces que no arrastran el desprestigio de la Corte menemista y que son más solventes a la hora de justificar sus resoluciones. Decir que Liberatori o Gallardo son ibarristas (o kirchneristas o agentes del oro de Moscú o lo que se quiera) es una pavada que no resiste dos minutos de búsqueda de archivo.
Pero su advertencia no debe ser desatendida: no hay enemigo pequeño.
Saludos

Diego F. dijo...

Me parece muy interesante su post Lic, de hecho estaba esperando todavía algunos pasos más, pero es claro que hay muchas coincidencias en el nuevo estilo de gobierno. Cada vez se achica más la brecha Macri/Kirchner. Ahora no puedo elaborar demasiado, pero quería dejarle mi parecer sobre el post.

Saludos!

Lucas Carrasco dijo...

Me parece muy atinado, y da en la tecla de lo que venía pensando: en la disputa por quién es jefe de la oposición Macri, le puede sacar varios cuerpos a Carrió, que tiene una astucia impresionante y se maneja también cone sa democracia de opinión, pero con la diferencia que ahora, hay desde la oposición, la posibilidad de establecer esos criterios con un simulacro de efectividad. si es concreta o no esa eficiencia, es otro cantar. Piense en el tren bala que ya anunciaron tres veces por ejemplo, piense en quiénes siguieron los precesos de juicio político contra la corte, porqué se frenó. Pregúntele a Falú, por ejemplo.
Pero inisto: muy buen post, y yo suscribo lo que usted sostiene y le agrego otro dato más: económicamente, el distrito siendo opositor más fácil de gobernar es la Ciudad de Bs As.
Piense en de La rúa, en Ibarra, etc.
Saludos.

Lic. Baleno dijo...

Andres: Tomo nota, vamos a ver andar al cojo y recuerde lo que decia Peron sobre los rengos.

Diego: Obrigado. Espero mas.

Lucas: Yo dije hace 2 meses que el 2009 nos encontrara con Gaby Michetti diputada apoyada por Elisa Carrio.
Fue un sartenazo pero no se si estoy tan lejos de pegarla...
Y si Carrio no es candidata en el 2009 por capital que va a hacer? seguir comentando los diarios por radio?
Como sea, Macri no nos va a defraudar en su propuesta central: Va estar buenisimo Buenos Aires...