sábado, 12 de enero de 2008

Una corporación menor obtiene defensor.

El día 12 de enero Atilio Boron publica en Pagina/12 esta encendida defensa de las ciencias sociales bajo el titulo "¡No somos teólogos!" donde pretende subirse a un banquito y debatir con un reportaje al Ministro de Ciencia y Afines.
Me llamo la atención el párrafo final. Después de pedirle plata, plata y sobre todo plata le tira al ministro de Ciencia y etcéteras con el informe Gulbenkian el cual es un informe interesante y casi desconocido al que le tuvo que poner el adjetivo de "celebre" para intimidar a los legos como yo o como vos. No fuera cosa que se dude del famoso informe Gulbenkian, ¿Quien no conoce a Gulbenkian y su informe? por favor... no se preocupe, mi paisano Gulbenkian, armenio, nacionalizado británico, empleado jerárquico de la Shell gracias a la cual se enriqueció y coleccionó arte que luego donó a Portugal y Portugal hizo una Fundación. Esa Fundación un día convocó a 10 científicos y escribieron sus ensayos sobre ciencias sociales (y no como Boron los quiere presentar como una discusión "de método" entre ciencias "duras" y "blandas"). Resumida la historia.
Debajo del titulo "¡No somos teólogos! se incurre en teología lisa y llana para defender que esa pavada que el y otros cientistas hacen (y no, no todos, aunque la corporación es poderosa en su ambito y se defienden entre ellos, buenos y malos sin distinción cuando de la plata de las becas se trata) poniendo el informe Gulbenkian como biblia cuando son 10 ensayos muy interesantes como debate, ahora como dogma permitanme que me carcajee un poco... ha ha ha ha. Gracias.
En mis épocas usábamos a Feyerabend y aquello de "la ciencia como arte" que era tan bonito y que nos permitía justificar investigaciones sobre "Resonancia Magnética y Democracia Sindical: ¿De que la van?" pero algunos crecimos, cosa que a Boron le fue negada a fuerza de cargos y carguitos, becas y bequitas, y nos dimos cuenta que las ciencias sociales tienen una responsabilidad para con el país, con la región y con la sociedad y hace muchos años (por lo menos desde 1983) que no cumplimos.
¿Suena demasiado formal? me importa un pito como suene (ya me calenté) el ministro dice con toda humildad que "a veces" los trabajos en ciencias sociales le parecen teología y Boron le cierra la discusión en la cara apelando a un libro con 10 ensayos de divulgacion.
Boron no lo dice pero lo piensa y, mucho peor, lo lleva a la acción: "Como no hay una sola manera de hacer ciencia, puedo hacerla de cualquier manera. No me pidan explicaciones. Ni resultados concretos."
Cerrar el debate con 10 ensayos discutibles al ministro de Ciencia y otros es un poco excesivo y solo se funda en una reacción epidérmica, histérica en el sentido mas vulgar de la palabra y sobre todo corporativa.
Boron quiere clausurar el debate antes de abrirlo porque sabe que si la sociedad se entera en que investigaciones sociales se va su plata a lo mejor empieza a decir : "De lo que investigan los biólogos no entiendo un pito, pero si eso que investigan los sociólogos es lo que entiendo... ¡me están timando!".

10 comentarios:

Estudiante crónica dijo...

Me intriga un poco lo de "resultados concretos". En que esta pensando, Licenciado Baleno? Que resultados concretos tiene en mente?

A quien estan timando los sociologos? que deberian hacer que no estan haciendo? Por que los sociologos mas que los matematicos? O los fisicos teoricos? O los linguistas? En que consiste la reponsabilidad que los cientistas sociales no cumplen desde el 83? Y antes si? Y -pregunta metodologica si las hay- como medimos el cumplimiento de la responsabilidad?

No estoy pensando en Boron (en su caso, si apareciera a dar clase mas de dos veces por cuatrimestre ya seria un avance) sino en las ciencias sociales en particular y las ciencias en general.

Lic. Baleno dijo...

Buenisimo, yo me hago preguntas similares, todo eso hay que abrirlo a la discusion. No cerrarlo.
Digo desde 1983 porque es impensable reclamarsela antes, en 1979 si ibas a la Ford a investigar sobre vida obrera en Bs.AS. era altamente probable que terminaras muerto. Solo por eso.
Desde 1983 hubo guita, espacios y tiempo para hacer cosas. sobre todo para hacerlas, revisarlas, criticarlas, autocriticarse, sin embargo primo la actitud de "poner palanca en boludo" y seguir exprimiendo la naranja. Me parece que no da para mas y el tonito de indignado de Boron me da un poco por las bolas francamente (todavia no se me fue la calentura).

Estudiante crónica dijo...

Pero desde 1983 se hicieron varias investigaciones sobre temas como "la vida obrera en Buenos Aires". No soy sociologa, y no soy una especialista, pero pienso en los trabajos sobre el clientelismo de Auyero y las investigaciones de Torrado sobre poblacion, familia y bienestar, y no creo que estos dos casos solo hayan "exprimido la naranja". Debe haber muchos mas (repito, no soy una especialista). Tal vez Boron sea el menos indicado para indignarse, pero de ahi a decir que los cientistas sociales, como colectivo, no cumplieron su responsabilidad hay un salto logico.

Lic. Baleno dijo...

Logico... pero precisamente el Ministro (que no es amigo mio) dice "a veces" " me parece" estar leyendo teologia porque entre lo mucho producido (muchisimo) no abundan los Auyero o las Torrado (que los hay claro...) aunque Auyero hizo su trabajo con financiamiento externo, y esa es otra cosa a discutir con Boron (y los de su calaña ha ha ha...), cuando la guita viene de afuera y le piden resultados concretos y cuantificables en un año ninguno se rasga la vestiduras, cazan la guita y producen (no lo digo por Auyero ojo que tiene carrera hecha afuera) sin cuestionar nada, cuando lo pide el estado nacional, la universidad nacional o algo nacional les agarra la crisis de prima donna y dicen: Ay porque me piden esas cosas a mi! io sono un artissssta!.
Aprovecho para decir que lo de Auyero esta muy bien, y es una prueba de que un trabajo serio termina con conclusiones distintas (o mas complejas) a las del sentido comun impuesto por la cronica periodistica cosas que algunas "investigaciones" reproducen sin mas.
En fin, el tema es largo, celebro que un ministro se meta en el barro cuando podria hacer lo que hicieron todos "reaprto mas o menos para que nadie se quede arafue y listo", es el Gines de las ciencias Lino.
Saludos.

Musgrave dijo...

Lic. Baleno, hace un rato estuvimos con Ana C, mi co-blogger, debatiendo algunas aristas de este tema.

Comparto que esta bueno que el ministro tire este tema sobre la mesa.

Ojalá siga avanzando.

saludos

manolo dijo...

Licenciado
Julien Benda estaría regocijado con la reacción clerical de Boron, ¡hasta apela a la “autoridad”!
Dejando de lado las chicanas, la producción de los últimos 20 años de la ciencia social subvencionada ha sido bastante pobre.
A Torrado y Auyero, se le podrán sumar otros pocos más; como Denis Merklen; pero la mayoría de los trabajos entran dentro de su calificación.
Y no se le puede echar la culpa a la falte de fenómenos para estudiar.
Debemos ser la envidia del mundo Académico.
Piqueteros, sindicatos, asambleas, créditos de trueque, Gualeguaychu, marcha de Blumberg, los que votan a Macri para Intendente y a Carrio para Presidente; etc.
Ahora que la CABA y la PBA están en manos de la Derecha política, la defensa de los contratos del PEN se convierte en una lucha por la supervivencia.
Un abrazo

Lic. Baleno dijo...

¡El trueque! un fenomeno inolvidable y ya olvidado Manolo.
Un abrazo.

Juan dijo...

Primero, hace 17 años cuando cursé una materia en la carrera de sociología, es más comportí un viaje a un congreso de la asociación de sociología, me pareció un nabo. Y ahora me parece que hay algo más aburrido que un nabo: un nabo viejo.

Coincido con las críticas de Barañao: mucha de la ciencia social que se produce parece teología. Ymucha exprime la naranja: la pobreza, su estudio, por caso, es fuente de mucha riqueza (para ciertos investigadores of course).

Y yo soy de los que creo que sin mucha lectura y estudio de la teoría social es imposible construir un buen trabajo sociológico. Pero aún así, en la facultada me recriminaban que el empirismo era una mentira. Ahora, que ando realizando un mapa social sobre una ciudad del sur, con el objeto de mapear el censo del 2001 para ver espacialmente como tomar decisiones, muchos del palo "teológico social", dicen que tratar de probar hipótesis usando variables es una actitud indigna. En algún punto hay mucho ensayismo disfrazado de ciencia social, encima sin compromiso para nuestra realidad. Y ojo, que hay ensayismo muy bueno. Lo que más me jode son los ensayistas berretas y ciertos nabos viejos.

salu2

manolo dijo...

Jorge
Como siempre brillante, iba a comentar pero me pareció que el comentario no solo era largo sino polémico.
Por eso preferí publicar la respuesta en el blog y linkearlo
Como vos decís, hay demasiado “aroma” a que el problema no es el Honor, sino la Codicia.
Semejante fangote, 0,60% del Presupuesto, ¡y no poder mojar!

Dardo dijo...

Nuevas metodologias
1- Tomemeos algún libro recién editado cuyo compilador sea alguien del CONICET
2- Busquemos un argumento cualquiera, una proposición afirmativa.

3- Pensemos si para afirmar tal idea era necesario concurrir a la universidad.

Digo, porque muchos blogs argentinos tienen más solidez que algunos escritos científicos
Dardo AE Papalia
http://www.trendelexterminio.blogspot.com