martes, 31 de enero de 2017

Endeudarse para vivir como en 2014

Ya sabemos que la estrategia directriz de la economía es el endeudamiento y que los amigos pongan cemento donde se pueda.
Lo que no sabíamos es que es una tendencia creciente entre la población. En efecto, según se desprende del ultimo informe del BCRA los argentinos están endeudándose para mantener el tren de vida desbocado que llevaban hasta el 2014.
Prestamos Personales y Tarjetas lideraron los aumentos de crédito privado registrando incrementos de $7.600 millones (+39,9% interanual) y $7.200 millones (+30,8% interanual) respectivamente.
También se sostiene la mejora en Prendarios con un aumento absoluto de más de $2.500 millones (+38,1% interanual).

2 comentarios:

Tilo dijo...

Qué maravillosa y positiva resulta la evolución financiera de la economía familiar en base a esa valiosísima intervención del crédito bancario. Sólo falta conocer el fin de la película cuando quienes se endeudaron SE CONVIERTAN EN DESEMPLEADOS.

Va a estar bueno 2017. Con suerte y muchísimo viento a favor, después de tanto ajuste y tarifazo finalizará con una inflación levemente superior a la de 2015. Pero con menos actividad, claro. Y con más desempleados, claro. Y con mayor cantidad de pobres e indigentes, por supuesto. Aunque para compensar esas palideces, la DEUDA ETERNA habrá agregado MILES DE MILLONES DE DÓLARES más a la cifra actual, incrementada en el último año en alrededor de 50.000 MILLONES DE DÓLARES. Aún no sabemos para qué, salvo por las comisiones que cobraron esas importantísimas personas "a las que les interesa el país" y a la constante fuga de capitales, destino privilegiado de esa deuda.

Pero no tomemos todo a la tremenda. Simplemente, estamos sincerando nuestra economía y asumiendo que volveremos a la dura pero indiscutible realidad de principios del siglo pasado, cuando Argentina era una promisoria potencia económica y exportadora a cuyo mando se encontraba una docena de familias, ésas que construían sus europeas mansiones con nobilísimos materiales traidos especialmente del viejo mundo.

En aquellas épocas de poderosos exportadores y pobrísimos trabajadores, la mayoría extranjeros y casi todos ellos sin derechos laborales de ninguna índole, la población había pasado de unos 4 millones en 1895 a casi 8 millones para 1914. Pero en la actualidad estamos alcanzando los 44 MILLONES de tipos, tipas y tipitos que tienen, con mayor o menor fortuna, el berretín de trabajar, estudiar, progresar, tener un techo, comer todos los días, jubilarse y todas esas estupideces que se le ocurren a quienes no se dan cuenta de que si bien el nuestro es un país riquísimo, de la riqueza que produce a ellos debería corresponderle bastante poco y cada vez, menos.

Hacia allí vamos. Las diarias mentiras de los medios no alcanzarán a tapar la durísima realidad que nos aguarda. Y, desgraciadamente, no deberemos esperar demasiado tiempo.

Celeste Corda dijo...

Y ASI TERMINAREMOS COMO EN 2001.-DEFAULT-CORRALITO-DEUDA EXTERNA-Y OTRAS YERBAS.PERO LO QUE OBTUVIERON,LO HICIERON SOLO TRABAJANDO,LA POLITICA ECONOMICA LLEVADA A CABO POR CFK,NO TUVO NADA QUE VER...PREGUNTO ENTONCES,A QUE SE DEBE TAL ENDEUDAMIENTO SI SE TRABAJA IGUAL O MAS QUE ANTES?