martes, 8 de marzo de 2011

Economistas aterrados

Philippe Askenazy, Thomas Coutrot, André Orléan y Henri Sterdyniak son cuatro economistas franceses que ganaron fama hacia fines de 2010 con su Manifiesto de los Economistas Aterrados, un folleto de pocas paginas donde describen 10 errores del neo liberalismo y postulan 22 propuestas a debatir.
Un texto que tomamos con pinzas, dedicado a los problemas europeos y como los viejos escritos políticos del siglo XIX con la brevedad indispensable para causar impacto. Sus autores no ocultan sus intenciones y en lo que a nosotros respecta nos interesa que hayan notado algo que alguna vez se sostuvo aquí en el sur sin mayor repercusión: El neo liberalismo no es una técnica económica, no es ni siquiera una política económica, es una doctrina política y como tal hay que tratarla. Nosotros, los nac&pop que a veces nos enamoramos de los instrumentos tecnicos tenemos que saber que un día, lejano, puede servir endeudarse, o devaluar, o acumular reservas, o gastarlas, etc. Lo importante es que los objetivos de desarrollo social se alcancen. Los medios económicos no son inocuos pero si deben ser subsidiarios a ese objetivo central.
Aquí los 10 errores y las 22 propuestas, lindo para leer hoy cuando Grecia recibe otro apriete.
Y Portugal trata de esquivar la guadaña.

3 comentarios:

Unfor dijo...

Está muy bueno. Es además para llevar y leer con calma toda la intro que hace el bloguer, pero, no hay que tener un poco de cuidado con tu conclusión?
No es que no esté de acuerdo, pero me trae alguna que otra pesadilla de los '90 a la cabeza.

Rafa dijo...

Licenciado, leyendo esto se me ocurre, no sería un buen negocio inspirarse en el Manual de Zonceras Argentinas para escribir un Manual de Zonceras Neoliberales, y editarlo en varios idiomas para su difusión mundial?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

en us tienen un kilombo barbaro en varios estados... como europa tiene los paises mediterraneos con graves problemas economicos. us tiene una veintena de estados fundidos...pero se habla muy poco de esto