martes, 30 de enero de 2018

Austericidio no es austeridad

Estamos de acuerdo en que la austeridad es una virtud. Individual al menos. Tiene que ver con la sencillez y la moderación.
“La austeridad debe partir desde la política, estamos trabajando con cada ministerio en tres medidas”, comunicó Macri que a continuación pasó a enumerarlos: “Vamos a reducir 1 de cada 4 cargos políticos del Poder Ejecutivo, durante 2018 los funcionarios no van a tener aumentos de sueldo, y a través de un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) se determinará que “a partir de ahora los familiares de los ministros no podrán ser parte del Gobierno”.
El Presidente destacó hoy que las medidas “implicarán un recorte de 25%” de los puestos actuales, lo que significará “1.000 cargos menos, y representará un ahorro de $ 1500 millones al año”.
Antes de adelantar una opinión vamos a esperar el texto del decreto que ya ha sucedido en este gobierno puede decir algo muy distinto a lo que se anuncia.
Hasta la fecha no ha habido austeridad, sino recortes y subidas de tarifas demenciales a los ciudadanos, a las pymes y a los autónomos. La deuda externa ha crecido enormemente y ninguno de los objetivos de déficit e inflación han sido alcanzados. Es la realidad.
Aquí las pymes, los autónomos y las familias están practicando la austeridad desde hace 2 años. ¿Cuántos aumentos más tienen que soportar para que el gobierno haga cambios drásticos en su política económica? ¿Está apoyando el Gobierno a los emprendedores o solo los utiliza publicitaria y mediáticamente?
Una política económica centrada en la austeridad puede ser correcta (y bastante modesta también) si se enfoca adecuadamente en la parafernalia de parientes, ñoquis y trolls de internet con sueldos de 6 cifras. El austericidio del gobierno (ajuste sobre las personas) no es austeridad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Están pagando más de 800 millones por día de intereses por las LEBACS.
En dos días de bicicleta financiera, se esfuma el "ahorro" de 1.500 millones que anuncia la medida.
Y congelan los sueldos de los funcionarios. Entonces, les aumentarán los gastos de representación y los viáticos para compensar.
Anuncios dirigidos a los imbéciles.
El Colo.

marcelo ignacio dijo...

La austeridad personal es una virtud, y si te manejás con cuidado de no gastar más de lo que te entra, vas a andar más o menos bien. Salvo, claro, que le niegues la comida y el abrigo a tus hijos; esa austeridad es criminal.

La austeridad es una virtud individual. En el Estado, la austeridad es un defecto, un error. Porque el gobierno no está allí solamente para manejar el Estado y mantener las cuentas en cero, sino para administrar un país. Y si el Estado la juega de austero bajando las inversión pública y el gasto en sueldos, la economía decrece por falta de inversión y de consumo.

Por supuesto, la supuesta austeridad no es tal: si la plata sobra, bajan los impuestos, particularmente los de la gente de guita; cuando empieza a faltar, bajan la inversión pública, hasta que empiece a sobrar de nuevo; entonces vuelven a bajar los impuestos. Austeridad las pelotas: el único objetivo de esos hijos de perra es bajar los impuestos. Bajárselos a ellos mismos y a la gente para la que laburan... que no sos vos ni de los doce millones de pelotudos que los votaron, claro.