miércoles, 6 de abril de 2016

Empate catastrófico

El compañero Antonio Gramsci se refería a una situación de empate catastrófico cuando los bandos en pugna estaban tan igualados que solía podían conseguir su mutua destrucción.
La característica Argentina hace que los contendientes estén tan desarticulados, anarquicos, difusos e improvisados que le agregan un toque circense a toda la situación.
A las revelaciones del Panama Circus sigue una andanada de detenciones de ex amigos del poder (o amigos del ex poder), la niebla de la guerra, aspiran, lo cubrirá todo.
Y probablemente tengan razón.
La batalla, la importante, se libra (¡ahora!) en las cuentas-sueldo de millones de trabajadores.
Adieu.