martes, 7 de agosto de 2012

Postales de la crisis


Contenedor vedado al hambre
El alcalde de Marinaleda, José Manuel Sánchez Gordillo, acompañado de decenas de personas han invadido este martes el supermercado Mercadona de la barriada ecijana de Alcarrachela y se han llevado varios carros de comida "para las familias que no tienen recursos". También han asaltado otro establecimiento, éste de Carrefour, en Arcos de la Frontera (Cádiz).
El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ya había anunciado que este martes tendrían lugar varias acciones sorpresa en las provincias de Sevilla y Cádiz que darán continuidad a las protestas desarrolladas por el sindicato en julio. Con una estrategia bien calculada, unos quinientos simpatizantes y miembros del SAT han acudido hasta el establecimiento, según ha relatado a este periódico el propio Sánchez Gordillo. Unos treinta han entrado y han llenado una decena de carros con comida y productos de primera necesidad: arroz, leche, aceite... Mientras, el resto esperaba fuera. Al pasar por la caja sin pagar, el resto de los sindicalistas han formado un tumulto para distraer la atención de la Policía.
Mientras tanto en Girona...
El Ayuntamiento ha impulsado un plan piloto mediante el cual cerrará con un candado los contenedores próximos a los supermercados y a cambio ofrecerá cestas de comida a quienes rebuscan en la basura algo con lo que alimentarse.
Para poder llevar a cabo este proyecto, el Consistorio contará con la colaboración de los supermercados Condis, Bonpreu y Novavenda, que donarán alimentos a punto de caducar para crear un Centro de Distribución de Alimentos al que se derivarán a los afectados.
Berloso ha comentado que los contenedores cercanos a los supermercados estarán cerrados "para que la gente no pueda acceder a estos alimentos que están mezclados con desperdicios".

1 comentario:

Walter Javier dijo...

Se acerca el helicoptero para Rajoy, parece...
Wal